El agua, elemento fundamental de las leyendas serranas


En las fábulas serranas existen diversos nexos de unión como son las formaciones rocosas, los topónimos y, por supuesto, el agua 

De leyenda
Por Rosa Alonso
A menos de siete meses para que De leyenda cumpla 10 años, han sido muchas las historias legendarias que hemos recuperado y recopilado en El Guadarramista y, sin lugar a dudas, el agua ha sido un elemento común en muchas de ellas. No en vano, la Sierra de Guadarrama cuenta con algunos de los ríos, afluentes, embalses y, en general, accidentes hidrológicos más relevantes y hermosos de nuestro país. En esta sección, beberemos de las aguas de algunas de las leyendas serranas más recordadas.

Ríos y embalses, los que más resuenan en nuestra memoria
Pensar en la Sierra de Guadarrama es, sin duda, traer a nuestra mente uno de sus recursos más ricos: el agua que discurre por sus ríos y afluentes, y que permanece en sus lagunas, pozos y embalses. De entre todos, no podemos dejar de mencionar el Eresma, el Duratón, el Lozoya, el Manzanares y, por supuesto, aquel que da nombre a todo el conjunto: el río Guadarrama. Este río es un afluente del Tajo que nace en la Comunidad de Madrid y que, más de 130 km después, desemboca en Toledo. Conocimos la procedencia de su nombre en la sección de diciembre de 2017, llamada El origen legendario de los topónimos serranos.

Laguna Grande de Peñalara.

Además, en De leyenda hemos recuperado historias legendarias como Los dos amigos y la Laguna Grande de Peñalara, un misterio aún por resolver; Un mar para Madrid que fue un sueño inalcanzable; La construcción legendaria del Acueducto de Segovia, una de las leyendas más conocidas y con gran variedad de versiones; u otras como El Quijote y el molino del Lozoya, y Valsaín y la Boca del Asno. Todas ellas merecen un ratito de nuestro tiempo y ser disfrutadas pensando en la importancia del agua en cada relato.

“Pensar en la Sierra de Guadarrama es, sin duda, traer a nuestra mente uno de sus recursos más ricos: el agua

Cascadas, los saltos de agua más bellos
Sean de poca o gran altura, las cascadas son accidentes hidrológicos que provocan un especial embelesamiento en los ojos de quienes los contemplan. Al igual que sucede con el fuego, es difícil apartar la mirada de lo que, realmente, no es más que un salto de agua constante e infinito (si las épocas secas y la acción de los seres humanos lo permiten). En De leyenda, recuperamos, el 23 de febrero de 2014, la legendaria historia de Los amantes de Navafría donde las cascadas de ‘El Chorro’ y ‘Las charcas’, pero sobre todo ‘El pozo verde’, eran protagonistas. En esta narración mítica, la caída del agua servía de lugar de encuentro y protección para dos amantes desdichados.

Pero existen otras cascadas en la Sierra de Guadarrama que también son dignas de ser recordadas por el misterio que encierran. En esta ocasión, vamos a recuperar la desconocida procedencia del nombre de las ‘Cascadas del Purgatorio’: compuestas por la Cascada Alta y la Cascada Baja, saltos de unos 15 y 10 m, respectivamente, que se encuentran en el arroyo del Aguilón, afluente del río Lozoya, en el término municipal de Rascafría.

Cascada Alta del Purgatorio.

El purgatorio es un concepto que aparece en varias religiones y que, de forma general, implica una necesaria ‘purificación’ final, una vez que hemos fallecido y antes de la salvación. Se cree que el nombre de las cascadas se debe a que, por su cercanía, servía para que los miembros de la Orden de los Cartujos que residían en el Real Monasterio de Santa María de El Paular purificasen sus pecados, bien en forma de meditación, bien de otro modo.

“Se cree que el nombre de las cascadas se debe a que, por su cercanía, servía para que los miembros de la Orden de los Cartujos purificasen sus pecados

Fuentes, las más comunes, pero las grandes desconocidas
Por ser elementos habituales en nuestra vida, no solemos otorgarles la importancia que merecen, pero algunas fuentes destacan por la historia que encierran. Durante estos años, dos son las leyendas que hemos publicado y que no dejan indiferente al lector que se acerca a ellas.

En primer lugar, nos encontramos con El dragón y la fuente mágica: publicada en enero de 2012, esta leyenda habla del origen de la Sierra del Dragón, más conocida hoy como Siete Picos. Posteriormente, en septiembre de 2013, nos acercamos a La Granja de San Ildefonso para visitar El jardín mitológico y sus 21 fuentes legendarias.

Cima de Siete Picos.

Puede que este haya sido un recorrido más bien breve por todas las historias míticas, relacionadas con el agua, que encierra la Sierra de Guadarrama, pero en De leyenda continuaremos trabajando para recuperar el mayor número posible. Invitamos a nuestros lectores a que, mes a mes, nos acompañen en esta sección hecha con tanto cariño para El Guadarramista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s