La infección por hongos en el milano negro aumenta en ambientes degradados

IMG_20180618_141319
Conocer la incidencia en estas aves rapaces puede servir como indicador de la salud de las mismas y del estado de conservación de su hábitat

Redacción/. Un estudio con participación del Real Jardín Botánico-CSIC, junto a otros centros de investigación, publicado en la revista Science of the Total Environment, muestra que la presencia de hongos patógenos oportunistas en lesiones localizadas en la cavidad oral de los pollos de milano negro, Milvus migrans, se incrementa cuanto más degradado esté el hábitat en el que se desarrollan en los nidos. El estudio, que se ha llevado a cabo en el Parque Regional del Sureste de la Comunidad de Madrid, donde los milanos anidan cerca de los ríos Manzanares y Jarama, y en el parque Nacional de Doñana, tiene interesantes aplicaciones en conservación ya que el nivel de afección y las especies de hongos detectadas en las aves pueden emplearse como indicadores del grado del deterioro de un hábitat.

«Las aves carroñeras como el milano negro están más expuestas a sustancias tóxicas de origen antrópico. Además, esta especie es un buen modelo de estudio del impacto de las actividades humanas en los animales ya que no solo aparece en hábitats más preservados sino también en zonas más alteradas. La exposición de las crías a los agentes contaminantes asociados a estas áreas puede alterar la composición de su microbiota y tener consecuencias negativas en la salud de los individuos cuando son adultos», explica Aida Pitarch, investigadora en la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Milano negro.

Milano negro.

«En esta investigación, estudiamos la presencia de lesiones en la cavidad oral de 38 polluelos procedentes de una zona muy degradada del sureste de Madrid, donde los milanos anidan en los bosques fragmentados y contaminados cercanos a los ríos Manzanares y Jarama, y la comparamos con la de 105 polluelos del Parque Nacional de Doñana, en Huelva», indica Fabrizio Sergio, investigador en la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC). «Los resultados mostraron que el 36,8% de los polluelos procedentes de Madrid presentaban lesiones en la cavidad oral mientras que no estuvieron presentes en ninguno de los polluelos de Doñana», revela el investigador.

«Por otra parte, estudiamos las diferencias en la composición de la comunidad de hongos presentes en la cavidad oral de 48 polluelos, con y sin lesiones, del área de la Comunidad de Madrid y de la zona de Doñana. Observamos que la incidencia de hongos patógenos oportunistas y de especies que confieren protección frente a estos patógenos fue mayor en el área de Madrid que en la de Doñana. El que los dos tipos de hongos estén afectando a las aves era esperable en ambientes deteriorados y contaminados», añaden Javier Diéguez-Uribeondo y Laura Martín-Torrijos, investigadores del Real Jardín Botánico (RJB-CSIC). «Las conclusiones expuestas en el estudio nos indican que el análisis de estas infecciones puede servir para medir el estado del hábitat de estas aves, así como la evolución de las comunidades de hongos patógenos en las mismas, concluyen.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s