¿Asumen su responsabilidad ambiental las empresas de la Sierra de Guadarrama?


Es tiempo de actuar e integrar la ética en el mundo empresarial 

el Mirador
Por Sonia Gómez Borges. Consultora de RSE
La actual crisis económica ha puesto en evidencia la crisis de valores que vive el ser humano y la importancia de integrar la ética en el mundo de los negocios, porque, al fin y al cabo, la empresa no sólo es un elemento indispensable para el desarrollo de la sociedad, sino que es parte de ella. Y como parte, no puede actuar para sí misma, ajena a los intereses del resto.

Las empresas deben considerar el impacto actual y futuro de sus actuaciones.

El origen y la justificación de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) parten de la ética y de entender que la empresa de hoy en día debe de actuar con responsabilidad y compromiso hacia sus grupos de interés: eso significa que debe obtener beneficios, pero no a costa del bienestar de las personas, ni a costa del medio ambiente. Para ello debe considerar el impacto actual y futuro de sus actuaciones: cómo lo hace y en qué campos de actuación es lo que llamamos Responsabilidad Social Corporativa.

“Es imprescindible definir un umbral máximo de deterioro del medio ambiente que la humanidad no debe superar”

Centrándonos en el aspecto medioambiental, no cabe duda de que hoy en día la capacidad de nuestro planeta de generar recursos que permitan satisfacer las necesidades de la humanidad está en serio peligro, debido a las actividades irresponsables que el ser humano ha realizado y sigue realizando, y que ponen en riesgo la sostenibilidad del planeta. Por ello, es imprescindible definir un umbral máximo de deterioro del medio ambiente que la humanidad no debe superar y que hace imprescindible promover la orientación de toda organización, ya sea grande, pyme o micropyme, hacia prácticas de desarrollo sostenible respecto al medio ambiente.

El tejido empresarial ubicado en la Sierra de Guadarrama goza de un incomparable entorno ecológico que debe cuidar.

En este sentido, el tejido empresarial ubicado en la Sierra de Guadarrama goza de un incomparable entorno ecológico que debe cuidar, asumiendo su responsabilidad ambiental en esta zona pues su actividad se enmarca dentro de este espacio natural. Para ello, estas empresas deben asumir el compromiso público de prevenir la contaminación generada por sus operaciones en los once ecosistemas diferentes presentes en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, deben medir y gestionar los impactos ambientales asociados a su actividad y comunicar los indicadores ambientales de la organización a los vecinos de la Sierra.

Las empresas deben gestionar su actividad diaria teniendo en cuenta sus efectos sobre el entorno.

Además, para una adecuada implantación de la RSC, es imprescindible que la empresa integre en su estrategia de negocio el concepto de desarrollo sostenible y que gestione su actividad diaria teniendo en cuenta sus posibles efectos sobre el medio ambiente, haciendo uso de las herramientas que puede utilizar para llevar a cabo una gestión ambiental de calidad y que se resumen en: un sistema de gestión medioambiental; mecanismos de gestión de riesgos ambientales; análisis del ciclo de vida de un producto, proceso o actividad y cálculo de las distintas huellas (carbono, ecológica, hídrica o social).

“Para la implantación de la RSC, es imprescindible que la empresa integre en su estrategia de negocio el concepto de desarrollo sostenible

En línea con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que establece la Agenda 2030, las empresas presentes en la Sierra de Guadarrama deben analizarlos e identificar en cuál de ellos la empresa está generando un mayor impacto y en cuál tiene mayor capacidad de influir positivamente para avanzar hacia la consecución de las metas concretas asociadas a los ODS que, de manera directa o indirecta, tienen que ver con la protección del medio ambiente (agua, energía, producción y consumo responsable, acción por el clima, ecosistemas terrestres, etc.).

Las empresas deben asumir el compromiso de prevenir la contaminación que generan en la Sierra de Guadarrama.

Como futura vecina de Miraflores de la Sierra, me gustaría animar a todas las organizaciones, empresas públicas y privadas, entidades con y sin ánimo de lucro, al sector educativo, medios de comunicación y administraciones públicas, a reflexionar sobre los límites planetarios, la imposibilidad de crecer continuadamente en el consumo de recursos dentro de una biosfera limitada, a buscar alternativas al actual modelo económico y empezar a poner en práctica políticas de responsabilidad social. Es tiempo de actuar.

Una respuesta a “¿Asumen su responsabilidad ambiental las empresas de la Sierra de Guadarrama?

  1. Reblogueó esto en sOniagOmezbOrgesy comentado:
    Tribuna Sonia Gómez Borges

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s