El Palacio de Riofrío, ‘terror’ al otro lado de la Sierra

Sala de Trofeos del Museo de Caza. (Foto  Jose Javier Martin Espartosa)

El Museo de Caza que alberga el palacio, contradice los esfuerzos conservacionistas por salvar las especies amenazadas

Opinión de El Guadarramista
Por Jonathan Gil Muñoz (Director)

El Palacio de Riofrío, en el piedemonte segoviano de la Sierra de Guadarrama, es una visita muy recomendable y relativamente poco conocida en comparación con el cercano Palacio del Real Sitio de San Ildefonso. Pero, es un verdaderamente incomprensible, que la visita a los encinares que preside el Palacio de Riofrío y la sobria estampa del edificio, quede empañada con la inclusión en su visita turística de un Museo de Caza.

Un espacio anticuado, trasnochado y de escaso valor, que nos recuerda a los ‘gabinetes de ciencias naturales’ decimonónicos, donde es especialmente doloroso observar las cabezas disecadas de linces y lobos entre las cornamentas que cuelgan de las paredes del infame ‘museo’.

Pasaje del terror

Diorama del museo con buitres leonados y otro negro. (Foto:  Jose Javier Martin Espartosa).Es muy peligroso, y sobretodo ilógico, mostrar al público dentro de un espacio bajo la denominación de Museo de Caza a osos pardos, urogallos, buitres negros o águilas imperiales. Incluir ejemplares disecados de estas especies en peligro de extinción en este pseudo museo, da la falsa impresión al visitante de que estos animales no corren ningún peligro en nuestro país, y que cualquiera con una licencia y una escopeta los puede abatir si se topa con ellos en el monte.

“Da la falsa impresión al visitante de que estos animales no corren ningún peligro en nuestro país”

Ciervos, corzos, jabalíes, rebecos, cabras monteses, zorros, grullas, búhos reales… Son algunos de los animales que han sido disecados para formar parte de un largo ‘pasaje del terror’ que en forma de dioramas dan contenido al museo. Para todos aquellos que no se lo esperan en el recorrido turístico del Palacio de Riofrío, y tienen un mínimo de sensibilidad, la visión de todos estos animales muertos es una escena dantesca.

Cambiar el uso de esas salas

Otro diorama con zorros. (Foto:  Jose Javier Martin Espartosa).Y lo más doloroso es que este Museo de Caza lo pagamos entre todos puesto que es Patrimonio Nacional. Pero claro, si es público y lo financiamos, también tenemos derecho como ciudadanos contribuyentes a que se clausure, se desmonte por completo y se utilicen esos metros cuadrados para mostrar la riqueza natural de la Sierra de Guadarrama de forma didáctica y moderna.

4 Respuestas a “El Palacio de Riofrío, ‘terror’ al otro lado de la Sierra

  1. Educadamente discrepo de esta opinión. Ya que la colección existe y que recoge animales que es difícil observar se podrían mostrar, pero dejando claro que sus cadáveres disecados son testimonio de las costumbres de una época en que se consideraban “alimañas” buena parte de las especies hoy protegidas.

  2. No tenía ni idea de la existencia de este “museo”, pero VAYA TELA. Muy a favor de convertirlo en un centro de interpretación o en un punto de información que haga verdadera educación ambiental.

  3. Ojeando vuestra web, encuentro esta “editorial” sobre el Palacio de Riofrío.
    Entiendo, pero no comparto, el odio de la dirección de esta web hacia la caza, ahora que está de moda se anti-caza….pero al menos se debería entender el papel didáctico de este museo, sobre todo con el público infantil y no tan infantil.
    Creo que comentarios como decir : “pasaje del terror” adulteran la realidad de este museo. Y desprecian la importancia de la caza en el medio ambiente.

    un saludo a todos

  4. Andrés Pérez Gutiérrez

    ¿Pasaje del terror?

    1. Las especies que se exiben fueron cazadas cuando era legal su captura (veáse urogallo, linces u osos).
    2. Desde un punto de conservación, museos de esta naturaleza ayudan a entender y reflexionar sobre los aprovechamientos cinegéticos y faunísticos décadas atrás. Ver un trofeo de lince frente a frente removerá más conciencias que un documental de National Geographic.
    3. Aquellos que repudian el papel de conservación de la caza, como ustedes, simplemente ni conocen ni quieren conocer el campo. ¿Saben ustedes que la mayoría de Parques Nacionales fueron, en su origen Cotos de Caza?

    Pasaje del “terror” es que siembras ustedes con este tipo de artículos, fácilmente vendibles y polémicos pero que se quedan en eso, su titular.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s