Luis Candelas, un auténtico bandolero de leyenda

Luis Candelas, un auténtico bandolero de leyenda

Los salteadores fueron personajes perseguidos por toda la Sierra de Guadarrama a lo largo de dos siglos

De leyenda
Por Rosa Alonso

Los habitantes de Las Rozas de Madrid de la primera mitad del siglo XIX sufrieron algunos de los robos cometidos por el bandido castellano por excelencia: Luis Candelas. Aunque este salteador actuaba principalmente en Madrid, en ocasiones se trasladaba a la Sierra de Guadarrama para, aprovechando las entonces extensas zonas de fresnos y peñascales, asaltar los carruajes postales. 

Luis Candelas y los bandoleros del Guadarrama

Luis Candelas.A 700 m sobre el nivel del mar, se alza el municipio de Las Rozas, en plena cuenca del río Guadarrama. Sus terrenos son en su mayoría de monte bajo y secano, por lo que abundan las encinas, pinos, matorrales y jarales. En cuanto a su fauna, está compuesta por pequeños mamíferos y aves como águilas, zorros, conejos y jabalíes. También destacan las cigüeñas que son símbolo del municipio.

Por esta zona, se vio a Luis Candelas Cajigal, el bandido madrileño por excelencia del 1800. Actuaba con ferocidad, pero sin delitos de sangre, aunque se batiera en duelo en dos ocasiones, una de ellas contra el que luego sería su compinche, Paco El Sastre. Junto a él, Francisco Villena, Mariano Balseiro y Leandro Postigo, entre otros, formó su famosa banda. Era frecuente encontrarse con ellos en las tabernas de Madrid y, aunque ninguno era un serrano de pro, son considerados parte de “Los bandoleros del Guadarrama”.

 “Era frecuente encontrarse con Luis Candelas y otros bandoleros en las tabernas de Madrid”

La leyenda del conflicto francés

Existen testimonios que narran cómo uno de los atracos más famosos de Luis Candelas se produjo en pleno camino de Matas Altas, zona de montes situada entre Las Rozas y Torrelodones, en 1836. Gracias a un chivatazo, Candelas fue conocedor de un ‘suculento’ carromato postal procedente de Valladolid. Mientras esperaba con su banda al carruaje en cuestión, los malhechores no dudaron en asaltar a cuantos transitaron el camino aquel día, incluida otra galera proveniente de Salamanca. Sólo lo que hoy en día es la Guardia Civil pudo espantar a la banda del lugar.

Bandolero español.Según mantiene la leyenda, Candelas habría sustraído durante el golpe una valija diplomática. En este maletín, cuyo supuesto dueño sería el embajador francés en España, Armand Augustin Louis de Caulaincourt, se encontrarían papeles comprometedores de nuestro país vecino. Al regresar a Madrid, el bandolero, haciéndose pasar por el noble ‘Luis Álvarez de Cobos’, habría actuado como intermediario entre el desdichado político y la banda, recibiendo en compensación dinero y una condecoración.

Aunque las fechas no encajan, ya que Caulaincourt falleció en 1827, unos nueve años antes del viaje del carromato, no se puede afirmar que este hecho no sucediera en otro lugar y tiempo. Quizá, las calles de Madrid fueron testigo del hurto de una cartera y no de un maletín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s