Preparación para actividades de montaña y naturaleza

Huayna Potosi (6.088) visto desde los Condoriri. (Andes, Bolivia).Iniciamos una serie de entregas en las que trataremos el material y el entrenamiento necesarios para nuestras aventuras

`En ruta´
Por Felipe Colorado Lobo

El senderismo es una actividad de montaña, pues este suele ser el escenario en que se desarrolla. A lo largo de estos años hemos recorrido juntos el Guadarrama a través de su extensa red de GR y PRs, incluso nos hemos permitido realizar algunos tramos off trail de navegación.  Nuestra sección está voluntariamente limitada a recorridos no demasiado extensos, con una pendiente no excesiva y a realizar en el día.

Escalando una duna de 275 m. Frontera líbico-argelina.Hace unos años resultaba habitual cruzarse con senderistas que contaban batallitas vividas en Gredos, Pirineos, macizos europeos y extra europeos e incluso junglas y desiertos. En la actualidad la situación económica y política no favorece la visita a determinados destinos, aunque debemos recordar que nuestra piel de toro alberga la mayor riqueza paisajística de Europa, contando con importantes cordilleras por encima de los tres mil metros, bosques subtropicales endémicos y zonas semiáridas con inmaculados paisajes desérticos.

Las agencias especializadas en este tipo de turismo alternativo comienzan a programar actividades de iniciación a trekkings y travesías, para que sus clientes no estén tan verdes cuando llegue el momento de la ‘gran pateada’.

¿Por dónde empezar?

Una pareja de amigos querían saber si estaban preparados para realizar el Tour del Mont Blanc. Seleccioné una travesía guadarrámica de catorce kilómetros y debíamos llevar diez kilos en la mochila. Las ampollas, agujetas y el cansancio demostraron su falta de preparación. Decidieron realizar un viaje por Costa Rica sin ese elevado requerimiento.

No es lo mismo una travesía aún de varios días con animales de carga que excursiones de día volviendo al refugio

Camino del Pan, con el Vernel y la Marmolada al fondo. Dolomitas.La primera pregunta para mí sería: ¿he de llevar todo mi equipo en la mochila? ¿Deberé cargar hora tras hora y día tras día con él? O por el contrario: ¿llevaré una ligera mochila de ataque con agua, cámara y algo de ropa y los vehículos o animales se encargarán de transportar el grueso de mi equipaje? No es lo mismo una travesía aún de varios días con animales de carga, o bien excursiones de día por alpinas que sean, volviendo al refugio u hotel. ¿Cuál es el siguiente factor a considerar?

El talón de Aquiles

El punto débil del mitológico personaje no pudo estar mejor escogido. Muchos de los grandes ejércitos de la Antigüedad, e incluso en la II Guerra Mundial, fueron derrotados por un calzado inadecuado.

Recuerdo mis fotos cuando me inicié en el senderismo, con unos cuantos libros, mucha voluntad y poco dinero. Parecía un leñador canadiense pateando Guadarrama. Camisa de felpa, chaleco de plumas, vaqueros y… unas caras botas de senderismo de Gore-Tex, mi primera inversión en equipo.

Cascada en el río Celeste. Parque Nacional Volcán Tenorio. Costa Rica.Gracias a ellas pude continuar disfrutando del excursionismo sin ampollas y rozaduras sangrantes. Posteriormente vino la camiseta térmica, gracias a un cheque regalo por participar en la organización de un evento deportivo, el forro polar de gran superficie, el pantalón de cordura y, por fin, la chaqueta y la mochila. De todo este imprescindible material personal hablaremos el próximo mes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s