La Maliciosa

Los topónimos de las formaciones serranas atesoran las leyendas que les dieron nombre

`De leyenda´
Por Rosa Alonso

`El montón de trigo´, `La pisada del diablo´ y `La mujer muerta´ son sólo tres ejemplos de formaciones rocosas que toman su nombre de aquellas leyendas que inspiraron su efigie y que ya hemos narrado en De Leyenda. La Maliciosa, con más de 2.200 m sobre el nivel del mar, es otra muestra de cómo las palabras atesoran historias que recordar

Conocida por muchos como la `montaña maldecida´, por la dificultad que imprimen sus angulosas vertientes durante la subida a la cima, o la `monja´ porque en los días más duros del invierno la nieve sólo llega a cubrir los 1.530 m de altura de su pico más alto, asemejándose a los tocados antiguos de algunas órdenes monacales, pocos imaginan el porqué de llamarla `La Maliciosa´.

La Maliciosa, un vergel desaparecido

Relata el escritor Fernando Acaso en su obra de 1991, “Leyendas de la Sierra de Guadarrama”, cómo hace mucho tiempo esta roca, en nuestros días pelada, fue un recóndito oasis que permanecía oculto, amurallado por altos pinos y robledales. Su único acceso era exclusivamente conocido por una vieja arpía que moraba en el pueblo de Cercedilla. Su apodo, la `Maligna´, advertía a propios y extraños sobre sus artes oscuras.

Su apodo, la `Maligna´, advertía a propios y extraños sobre sus artes oscuras

Sin embargo, la curiosidad es innata en el ser humano y se extiende como la ponzoña, por lo que un grupo de vecinos, viendo que la anciana desaparecía durante días, decidió seguirla una mañana. Sintiéndose la bruja perseguida, condujo a los incautos a una zona elevada, hasta que quedaron ocultos por las copas de los árboles. La pérfida mujer, invocando un hechizo, provocó un enorme fuego que no dejó más superviviente que a la propia anciana que huyó del lugar. Una vez se dispersaron las nubes negras, no quedó nada del hermoso vergel, mas que el recuerdo de los habitantes de la Sierra.

La belleza de la desnudez

Puede que el incendio que narra la leyenda arrasara con el `jardín´ que una vez fue La Maliciosa y, sin embargo, la montaña, que se erige enmarcada enteramente por la cuenca del río Manzanares, acoge en sus laderas robledales, pinos silvestres, piornos, sabinos, enebros y helechos, entre otros. Desde los 2.000 m no existe vegetación posible, debido a las frecuentes corrientes de aire helado y el predominio del granito.

Las aves rapaces y los pequeños mamíferos disfrutan de la escarpada orografía de La Maliciosa y encuentran en ella su pequeño edén. Quizás, sólo haya que contemplar con ojos distintos la desnudez de una ladera para observar no sólo el vacío sino la belleza.

2 Respuestas a “La Maliciosa

  1. Muy bonita la leyenda,que gusto saber la mitologia de cada lugar de la sierra.

  2. ¡Qué bien escrito está! Mi más sincera enhorabuena a Rosa Alonso y a todo el equipo de El Guadarramista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s