Alertan sobre la superpoblación de la cabra montés en el Parque Nacional

Cabra montés en la Sierra de Guadarrama.
El exceso de ejemplares del ungulado estaría poniendo en peligro la supervivencia de la propia especie, la flora y la ganadería local

Redacción/. El pasado 21 de marzo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) desestimó un recurso del Gobierno regional contra la suspensión del Plan de Control de la cabra montés en la Sierra de Guadarrama. La sentencia, fechada el 28 de febrero, establece que “la ejecución del plan debe seguir suspendida” hasta que se decida sobre el fondo de las alegaciones presentadas por el Partido Animalista (PACMA).

Macho de cabra montés.

Para el Colegio Oficial de Ingenieros de Montes (COIM), cada vez son más más frecuentes las sentencias o resoluciones que vienen a zanjar por la vía judicial los debates en torno a la gestión de los recursos naturales. Ante este hecho, el COIM quiere alertar que la sentencia pone en peligro la propia supervivencia de la cabra montés, amenaza a las especies vegetales del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y a un modo de supervivencia local tradicional como el pastero.

Para el COIM, si se impide a los gestores actuar conforme al Plan aprobado, las previsiones apuntan a que en cuatro años se puedan alcanzar densidades de población de 75 cabras por kilómetro cuadrado, que pondría en peligro la supervivencia de la vegetación del propio Parque de Guadarrama. “Eso si antes una epidemia de sarna, una enfermedad lenta y penosa para los animales, no ha aniquilado a más del 90% de los ejemplares de cabra montés”, apunta el COIM.

En cuatro años se puedan alcanzar densidades de población de 75 cabras por kilómetro cuadrado

Esto supondría además, “que no podría entrar ganado en estos montes y se perdería un modo de vida tradicional que a medio plazo supondría la pérdida de hábitats de interés comunitario vinculados al pastoralismo”, advierte el COIM.

2 Respuestas a “Alertan sobre la superpoblación de la cabra montés en el Parque Nacional

  1. No hay que preocuparse ni por la especie ni por los problemas que las montesas causen a la población rural, la Consejería y el PACMA se ocupan de todo y de manera fantástica. (Nótese la ironía)
    NOTA: de consejeros, técnicos, ingenieros,PACMA y demás…..hasta los eggs

  2. El COIM echándole un capote a sus colegas ingenieros, técnicos de la consejería de medio ambiente, qué cínicos… anda que no se les ve el plumero.

    Eh, ingenieros cantamañanas ¿por qué no restituís la comunidad autóctona original de carnívoros que controlaban de forma natural a la cabra? A lo cual están obligados vuestros colegas de medio ambiente. Sí hombre sí, no os hagais los locos, el Decreto 18/92, que aprobaba el catálogo regional de especies amenazadas lo dice bien clarito en la disposición final segunda:
    https://www.uam.es/otros/consveg/documentos/madrid.pdf

    En un plazo de 2 años desde la aprobación de ese decreto, es decir en 1994, hace 23 años de nada, vuestros amigos de medio ambiente tenían que haber aprobado los planes de recuperación del lobo, el lince y el oso. Además con más razón siendo Parque Nacional ¿no os parece?

    Y entonces ¿en qué se han gastado el dinero que tenían que haber destinado a aprobar y ejecutar esos planes, en estos 23 añitos de nada? En temas cinegéticos, jornadas internacionales de trampeo, en otras cosas inconfesables que ahora salen en prensa cada dos por tres… las cosas que os molan a los ingenieros. En cumplir las normas, ni un puto duro, por supuesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s