Caravanas y atascos, la movilidad ‘insostenible’


Una vez más, se pone el punto y final a un periodo vacacional con un monumental atasco, algo de lo que ya nos habíamos olvidado debido a la pandemia pero que ha vuelto con fuerza

Opinión de El Guadarramista
Por Jonathan Gil Muñoz (Director)
Todavía dura la resaca de la ‘operación retorno’ tras el final en la Comunidad de Madrid de las fiestas de Semana Santa. Hacía mucho tiempo que no veíamos las principales vías de acceso a la región como el pasado domingo: totalmente colapsadas con miles y miles de coches completamente parados formando interminables procesiones, nunca mejor dicho. Una estampa que nos devuelve a la realidad de la movilidad en nuestro país.

«Hacía mucho tiempo que no veíamos las principales vías de acceso a la región como el pasado domingo»

El vehículo privado sigue siendo una de las formas preferidas que tenemos de movernos, como quedó más que patente las pasadas fiestas. Antes de seguir, ¿qué cantidad de gases contaminantes se pudieron emitir ayer dentro o en los límites de nuestra región con tanto coche parado al ralentí? El caso es que ver esas caravanas de coches es la mejor evidencia para poder afirmar que a la movilidad actual le queda mucho, muchísimo, para ser sostenible, o por lo menos ser la mitad de lo contaminante que es ahora mismo.

Caravana de coches.

También esos kilométricos de atascos nos dicen que los medios de transporte colectivos o bien no son todo lo buenos que nos gustaría o no convencen a todos aquellos usuarios que han preferido coger su coche. Una cuestión que es principal si queremos dirigirnos con paso firme y seguro hacia la sostenibilidad. En este sentido, es muy importante conocer por qué el no usuario del transporte público colectivo no opta por esta alternativa para llegar a su destino vacacional, sin olvidarse de la movilidad precisamente allí, en el lugar de vacaciones escogido, algo que no se debe pasar por alto ya que también es clave en este asunto.

«Esos kilométricos de atascos nos dicen que los medios de transporte o bien no son todo lo buenos que nos gustaría o no convencen»

Sobre este tema tan apasionante e importante, también debemos hablar de los vehículos eléctricos. Hoy en día, dada su autonomía general no demasiado grande y la falta de una amplia red de electrolineras, no son una verdadera opción a la hora de realizar viajes que superen los 300 ó 400 km. Es decir, que estamos a expensas de que las baterías y los sistemas de carga rápida de los coches eléctricos evolucionen para igualarse en autonomía a la de los vehículos de combustión actuales, algo que, por suerte, no está demasiado lejos a la luz de la evolución que está siguiendo este sector.

Así, seguimos dejando los deberes para más adelante, olvidando que lo que no tenemos es tiempo para evitar las peores consecuencias del cambio climático.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s