Mejor medidas realistas que populistas


Apagar los semáforos en la A-5 va a traer aparejadas una serie de consecuencias medioambientales de gran impacto social

Opinión de El Guadarramista
Por Jonathan Gil Muñoz (Director)
Desde que el pasado 26 de junio se eliminaran los semáforos colocados en la A-5 se han reducido los accidentes en un 78%. Una noticia que anunció el Ayuntamiento de Madrid hace una semana y de la que nos alegramos enormemente, aunque tendremos que ver cuál es el alcance de la medida cuando pase el verano.

El tráfico rodado es el principal agente contaminador en las ciudades.

Pero la decisión de retirar los semáforos tiene más implicaciones de lo que puede parecer en un primer momento. El consecuente aumento de la velocidad máxima permitida de 50 a 70 km/h, que tener un efecto llamada entre los conductores, implica ya de por sí un mayor nivel de ruido y contaminación del aire en la zona. Es decir, consecuencias socioambientales de gran relevancia que también deben tenerse en cuenta, habida cuenta las miles y miles de personas que viven en los márgenes de la A-5.

“El consecuente aumento de la velocidad máxima permitida de 50 a 70 km/h va a tener un efecto llamada entre los conductores”

Está claro que si queremos luchar contra la contaminación del aire debemos apostar por medidas que no serán populares entre los conductores. Y es que los tubos de escape son los principales agentes contaminantes del aire en las ciudades, un problema que causa la muerte de 10.000 personas al año en España según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica.

Semáforo en la A-5. Foto: Foto: Telemadrid.

Apostar por el fomento del uso del transporte público es una de las soluciones. Pero ojo, uno que sea económico, rápido y sostenible. Otra alternativa que poco o nada se ha estudiado es la del fomento del teletrabajo. ¿Cuántos desplazamientos se podrían ahorrar? Muchos trabajos de oficina son susceptibles de realizarse desde casa. Si se fomentara vía ventajas fiscales para las empresas, podríamos conseguir su implantación, aunque en un primer momento se redujera a uno o dos días a la semana de teletrabajo.

“Una alternativa que poco o nada se ha estudiado es la del fomento del teletrabajo

Respirar aire más limpio es totalmente incompatible con el fomento del uso del coche, su principal enemigo. Cambiemos las medidas populistas por las realistas. Por cierto, en Madrid Central se ha reducido el nivel dióxido de nitrógeno un 32%, lo que la convierte la zona de bajas emisiones más eficaz de Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s