El (olvidado) Entorno Meaques Retamares

Humedal Meaques-Valchico.
Ubicado entre Pozuelo de Alarcón y Madrid, tiene una extensión de unas 800 hectáreas y es propiedad, en gran parte, del Ministerio de Defensa 

El Mirador
Por José Antonio Esteban Fernández
Asociación Entorno Meaques Retamares
El Entorno Meaques Retamares se encuentra dentro de lo que se pretende sea el Corredor Ecológico de Suroeste que una la Casa de Campo con el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrana, de hecho es una parte imprescindible ya que es el punto de unión con la cercana Casa de Campo y si exceptuamos el Monte de El Pardo, este espacio supone el último pasillo sin urbanizar junto a la capital madrileña.

Entorno Meaques Retamares. Foto: NesTor.

Un oasis para la biodiversidad
Se trata de una de las mejores representaciones de retamar de la Comunidad de Madrid. Está surcado por los arroyos Meaques y Valchico, en cuyos márgenes crece un frondoso bosque de ribera. La unión de ambos frente a la Ciudad de la Imagen forma un interesante humedal de alto valor ecológico.

A pesar de su cercanía a la gran ciudad y de estar rodeado de infraestructuras, su fauna es impresionante; especies en peligro de extinción como el águila imperial campean por la zona, como también lo hace el buitre negro, el búho real, el azor, el gavilán o el ratonero, siendo además lugar de cría para el búho chico, el autillo o el mochuelo.

“A pesar de su cercanía a la gran ciudad y de estar rodeado de infraestructuras, su fauna es impresionante

En cuanto a mamíferos cabe destacar la exuberante abundancia de conejo, pieza clave de la cadena trófica de este ecosistema y del que dependen numerosas rapaces y otros mamíferos para su supervivencia, de éstos últimos destacamos la presencia de gineta, turón, zorro, meloncillo, etc. Entre los reptiles podemos destacar la presencia del lagarto ocelado, la culebra bastarda o el galápago leproso, etc.

Los ‘pelotazos’ y la desidia, las peores amenazas
El ladrillo es el problema más grave, proyectos como la Operación Campamento, o los grandes complejos de ocio como el Eurovegas ponen en peligro la riqueza natural del lugar y la existencia del mismo. En este sentido, la construcción de la zona haría imposible la creación del Corredor Ecológico del Suroeste.

Meloncillo fotografiado en el Entorno Meaques Retamares.

No debemos olvidarnos de la caza furtiva, los vertidos de escombros, el vandalismo de quienes nos roban los arbolitos plantados en las reforestaciones que realizamos, el paso de vehículos a motor (a pesar de la reciente instalación de dos barreras por parte del Ayuntamiento de Pozuelo), son problemas con los que convivimos cotidianamente.

“El ladrillo es el problema más grave, poniendo en peligro la riqueza natural del lugar y su propia existencia”

La desidia de las administraciones competentes: Ministerio de Defensa, ayuntamientos de Madrid y el de Pozuelo, no tienen ningún plan de protección de la zona, a pesar de que las corporaciones locales citadas tienen constancia de la reforestaciones que estamos llevando a cabo. Una situación que evidencia que  no existe una implicación decidida, una apuesta seria por la recuperación de la zona, no siendo conscientes del valor natural del lugar, de lo maravilloso que es tener algo así tan cerca de la urbe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s