Petirrojo, intrépido cazador

Petirrojo europeo. Foto: Keven Law.
Las poblaciones de esta ave que habitan en el Guadarrama, residen todo el año en nuestra comarca, recibiendo a los migrantes del norte europeo

Especiario
Por Diego Gil Muñoz

Ampliamente distribuido por toda Europa, sobre todo en la occidental, donde habita todo el año, sólo migrando en las partes más frías del continente europeo. En la península Ibérica está muy presente en toda su extensión incluso en las Canarias, donde conviven dos subespecies. Es una de las aves más familiares y abundantes de nuestra Sierra, siempre con una sorprendente actividad en busca de alimento.

Ejemplar de petirrojo.

Ejemplar de petirrojo.

Descripción
Tiene el pico fino, como insectívora que es. El pecho es de un llamativo color rojo, rodeado de un gris plomizo. El vientre es blanquecino. Mide unos 14 centímetros de longitud y tiene un peso de unos 22 gramos. Patas y pies son de color marrón. Ojos y pico son negros. Los ejemplares juveniles carecen del color naranja y son claramente más pardos.

Alimentación
Cambia su alimentación en función de la época del año. En las estaciones cálidas es insectívoro, siendo arañas, lombrices y caracoles sus presas favoritas. En otoño debido a la escasez de insectos se alimentan de pasas cereales y todo tipo de granos. Es un habitual en los comederos artificiales durante el invierno.

Hábitat
Huye de los espacios secos, siendo su hábitat preferido los bosques húmedos y frondosos con matorrales, mucha hojarasca y musgo. También habita en parques y jardines siempre con agua disponible. Corretea por el suelo en busca de insectos por lo que prefiere los terrenos llanos. Sus hábitats preferidos están en la costa Cantábrica y las cordilleras montañosas como la Sierra del Guadarrama.

Petirrojo.

Petirrojo.

Reproducción
La época de cría puede durar de marzo a septiembre, realizando en ocasiones más de una puesta al año. Puede construir el nido casi en cualquier sitio, incluso en materiales abandonados por el hombre como maquinaria, ollas e incluso un sombrero. La incubación dura unos 14 días y consta de unos 5-7 huevos. Los polluelos aprenden a volar a los 15 días de nacer.

Curiosidades
En el norte de Europa los petirrojos no dudan en coger alimento de la mano de las personas, hecho que no ocurre en España pues no confían en los humanos.

Las hembras cantan en invierno para defender su territorio, pues son muy territoriales especialmente en dicha estación debido a la llegada de invernantes procedentes del norte europeo. Utilizan magnetorrecepción en la vista como brújula, pudiendo detectar el campo magnético terrestre para la ‘navegación’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s