El buitre negro del Lozoya podría estar incumbando

Redacción/. El ejemplar de buitre negro del Lozoya al que se le está siguiendo por medio de GPS restringió en abril aún más el área de campeo y se ha alejado muy poco de la zona de cría. De hecho, la máxima distancia respecto al posible nido, donde hay una clara concentración de localizaciones, es de 40 kilómetros y presenta unos movimientos habituales de un radio de 30 kilómetros respecto al punto de nidificación. Si se compara su comportamiento con el del año anterior, hay diferencias con el tamaño del área empleada y los desplazamientos

Los expertos aguardan al informe de mayo para “ver si realmente está incubando en un nido o si únicamente está aquerenciado en un nido en el que no ha realizado la puesta”.

Deja un comentario