Contra el servilismo mediático

Algunos medios de comunicación de la Sierra de Guadarrama anteponen sus intereses económicos y publicitarios a la protección de nuestro entorno 

Opinión de EL GUADARRAMISTA/. Pensábamos que la zalamería fácil a los mandamases de la Sierra en busca de un trato de favor había quedado desterrada decenios atrás. Craso error el nuestro. Uno de los principios fundamentales del periodismo es la objetividad; una de sus lacras más abominables, la adulación interesada. Obtener un rédito económico y publicitario parece haberse convertido en la prioridad de algunos medios `de información´ de la comarca. 

La llegada de una etapa de ‘La Vuelta a España’ al Alto de Guarramillas (La Bola del Mundo) ha sido aprovechada por estos panfletos cortesanos para arremeter con dureza contra todo aquel que se mostraba contrario al trazado de la carrera ciclista y, más concretamente, contra los colectivos ecologistas. Términos como “oportunistas”, “crítica fácil”, o “alborotadores” han llenado los editoriales de varios periódicos de la Sierra con el objetivo de insultar e infravalorar la opinión del sector ecologista, así como respaldar la decisión de las autoridades de aceptar la llegada a un espacio protegido. 

Banalidad y demagogia 

Para justificar el disparate de inundar un paraje protegido con la caravana ciclista, los sirvientes de la parcialidad acuden raudos a los beneficios económicos y turísticos que proporciona el evento. Ese es su camino, el sacrificio de todo -hasta lo más sagrado- a cambio de un buen puñado de billetes. Divagan acerca del “equilibrio y el interés común” entre la conservación y el disfrute lúdico del paraje. Pues bien, si en esa armonía existe una mínima posibilidad de menoscabar el mayor tesoro de la Sierra -como era el caso de ‘La Vuelta’- toda esa argumentación salta por los aires. 

También ha sido habitual encontrar en estos catecismos oficialistas demagogia barata y populista. Parloteaban los autores de la necesidad de fomentar el deporte y de la relación estrecha que une el ciclismo con la naturaleza. Son excusas rebatibles por escolares. Y es que nadie discute la íntima ligazón entre el deporte y nuestro entorno, lo que está en cuestión aquí es la ingente tropa de vehículos, personas y medios logísticos que arrastra un acontecimiento de masas como este. No es precisamente EL GUADARRAMISTA sospechoso de oponerse a la práctica deportiva.

Pablo Esteban Mata
(Subdirector)
p.e.elguadarramista@gmail.com

El Guadarramista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s