Reclaman el caudal del río Perales y la demolición de la presa Cerro Alarcón

Muro de la presa invadido de vegetación_091022
Diferentes grupos ecologistas exigen su demolición por ser «un riesgo para la seguridad de las personas y para el ecosistema fluvial» 

Redacción/. Los colectivos ecologistas Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), Asociación Ecologista del Jarama ‘El Soto’, Ecologistas en Acción, Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA), Jarama Vivo y la Plataforma por los ríos de Madrid y el río Tajo han organizado para el sábado 15 de octubre una marcha a la presa Cerro Alarcón, en Navagalamella, para exigir su demolición por ser, advierten, «un riesgo para la seguridad de las personas y para el ecosistema fluvial».

La presa Cerro Alarcón embalsa agua del río Perales, afluente del río Alberche. Se localiza en el municipio madrileño de Navagalamella, en el límite oeste de la urbanización Cerro Alarcón, dentro del espacio protegido Red Natura 2000 denominado ‘Zona de Especial Conservación de las Cuencas de los ríos Alberche y Cofio’ y ‘Zona de Especial Protección para las Aves Encinares de los ríos Alberche y Cofio’. Según el Plan de Gestión de este espacio, la presa y el río Perales se sitúan en ‘Zona B: Protección y Mantenimiento de Usos Tradicionales’.

Caudal del río Perales seco aguas abajo de la presa.091022

Caudal seco del río Perales aguas abajo de la presa.

Esta infraestructura hidráulica corta completamente el flujo del río Perales que queda seco, suponiendo un grave deterioro para el ecosistema fluvial y una barrera para la vida piscícola, señalan los ecologistas. Una de las especies de peces más afectada es el calandino, declarada en peligro de extinción en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas. «La presencia de esta infraestructura impide la dinámica natural del ecosistema fluvial, afectando tanto a la fauna como a la flora, así como el flujo de los caudales ecológicos aguas abajo», denuncian los grupos conservacionistas.

La presa corta completamente el flujo del río Perales que queda seco, suponiendo un grave deterioro para el ecosistema fluvial

Estos son motivos suficientes desde el punto de vista de los grupos ecologistas para que la Confederación Hidrográfica del Tajo declare la caducidad del aprovechamiento y ordene la demolición de la presa. Eso es lo que el sábado 15 de octubre reclamarán (la marcha arrancará a las 11h de la Plaza del Ayuntamiento de Valdemorillo) los colectivos Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), la Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, el Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA) y la Plataforma por los ríos de Madrid y el río Tajo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s