Trama de furtivismo en Mengamuñoz (Ávila)

I Jornada sobre el Lobo Ibérico en el Centro de educación ambiental Manzanares.
Este es el relato de un grupo de naturalistas que fueron agredidos y expulsados del pueblo en el que vivían por un grupo de ganaderos y cazadores furtivos 

el Mirador
Por Máximo Manuel Muñoz Escribano, presidente de la Asociación de Estudios del Sistema Central (ASESICE)
Tras haber colaborado desde 2016 con el Museo Nacional de Ciencias Naturales, CSIC, en el censo del lobo ibérico al sur del Duero, dos de nosotros, miembros de la Asociación de Estudios del Sistema Central (ASESICE), nos desplazamos a vivir al pequeño pueblo de Mengamuñoz entre las sierras de la Paramera y la Serrota en la provincia de Ávila.

Con la intención de poner en marcha un proyecto de ecoturismo en torno al lobo, promoviendo visitas a la zona para su seguimiento y avistamiento, alquilamos una casa rural y un bar-restaurante. La intención básica era atraer a esta zona visitantes que además de disfrutar de la estancia en la Naturaleza, dinamizasen y dejasen algo de dinero en esta comarca tan desfavorecida.

«Nuestra intención básica era atraer a esta zona visitantes que dinamizasen y dejasen algo de dinero en esta comarca tan desfavorecida»

Desde el primer momento sufrimos amenazas y presiones por parte de todo el entorno ganadero y terminamos descubriendo que el bar que habíamos alquilado era un centro tradicional de reunión de cazadores furtivos en la zona. Captando información de primera mano en este local, llegamos a descubrir la existencia de una trama bien articulada de puestos de caza ilegales, activos todo el año, en donde se atraían mediante maíz y gasoil principalmente, a corzos y jabalíes. En alguna de estas esperas ilegales, un cazador llegó a matar un lobo. Los puestos eran controlados constantemente por cámaras de foto trampeo y se vendían a ejecutivos de importantes empresas madrileñas que vienen a cazar a esta zona desde hace más de 20 años. Además, se daba la existencia de un taller de taxidermia ilegal en el vecino pueblo de Solosancho, donde las piezas abatidas ilegalmente eran preparadas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Son beneficiarios del dinero que así ingresa en el pueblo y la comarca, al menos cinco personas encargadas de mantener los puestos ilegales, personas que cuentan con el apoyo de la alcaldesa y del mismísimo delegado de caza de la provincia de Ávila, que miran hacia otro lado.

Habiendo obtenido toda esta información, como digo de boca de los propios infractores en nuestro bar, la pusimos en conocimiento del Seprona y la Guardería forestal, como resultado de lo cual se pudo desmantelar el taller de taxidermia y se retiraron algunas armas. Muy pronto se sospechó de nosotros y la alcaldesa, el delegado de caza, y los furtivos dejaron de visitarnos en el establecimiento. Muy pronto empezaron también graves amenazas de muerte y finalmente una noche varios ganaderos entraron en nuestro local, nos robaron, nos agredieron físicamente y destrozaron todo lo que pudieron en el local. Ante estos hechos interpusimos denuncia ante la Guardia Civil, la cual está pendiente de resolución. Como muestra de ‘apoyo’ del pueblo, nos echaron de allí, al no renovarnos los contratos anuales del bar y la casa.

«Una noche entraron en nuestro local, nos robaron, nos agredieron físicamente y destrozaron todo lo que pudieron en el local»

No denunciamos públicamente en los medios este asunto porque haya sido algo que nos ha pasado a nosotros, sino por todo aquello de ilegalidad e impunidad social que lleva en sí. No puede ser que en algunos de estos pueblos impere un mundo al margen de la ley favorecido por autoridades que miran hacia otro lado, no puede ser que con el dinero de todos se esté destruyendo la Naturaleza, pues al final el dinero de la PAC viene del bolsillo de todos nosotros, y muchos de estos ganaderos delincuentes se benefician de ello. No puede ser tampoco que existan estás micro mafias de caza furtiva que aniquilan especies como el lobo y generan un dinero negro en cantidades nada desdeñables.

Por nuestra parte, vaya por delante nuestro mayor respeto para todos aquellos ganaderos y cazadores de buena fe, que son la mayoría.

3 Respuestas a “Trama de furtivismo en Mengamuñoz (Ávila)

  1. Estos de los puestos de caza ilegales sin los de la España vaciada que tanto lloran

  2. Es algo que estoy completamente convencido de que ocurre en más sitios. De hecho, el desprecio por la Naturaleza es muy habitual en muchos pueblos y por parte de muchos cargos electos municipales y a dedo provinciales, a pesar de que se les llene la boca de que son defensores del medio natural, que viven de ello (más bien de las subvenciones que pagamos todos con nuestros impuestos), que están en la España vaciada y no sé qué tonterías más…

  3. La alcaldesa de Mengamuñoz, es conocida por mí personalmente. Está persona, sabiendo que no es trigo limpio ya que sin trabajar de nada está haciendo crecer su patrimonio personal a base de chanchullos, llevándo una vida de puro parasitismo, siendo una garrapata sin escrúpulos se nutre de malversar dinero y estorsionar personas. En pocas palabras es una persona mala malvada manipuladora y vaga.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s