Cotorras argentinas, amenaza estridente


Esta ave de origen sudamericano, ha llegado para quedarse. Su continua expansión, la han convertido en un problema medioambiental difícil de erradicar 

Opinión de El Guadarramista
Por Jonathan Gil Muñoz (Director)
En ciudades como Móstoles o Alcorcón es ya habitual desde hace años encontrarse en los parques públicos con las polémicas cotorras argentinas. No es necesario siquiera verlas, su inconfundible reclamo estridente se puede escuchar a muchos metros de distancia. Catalogada desde el año 2011 como especie exótica invasora en nuestro país, el crecimiento de sus poblaciones en la ciudad de Madrid se ha disparado en últimos años, dispersándose por la corona metropolitana sin que nada ni nadie lo impida.

En el año 2005, la organización conservacionista SEO/Birdlife estimaba que la población de cotorra argentina en Madrid estaba compuesta por 1.700 ejemplares. En el año 2016, pasaron a ser 9.000 individuos y tres años después, en 2019, se calculaba que en Madrid habitaban aproximadamente 13.000 cotorras argentinas. Como vemos, estamos ante una especie invasora con una gran capacidad de crecimiento que no ha dejado de medrar desde que en los años 70 fuera liberada accidentalmente, época en la que era una mascota muy popular entre los madrileños.

“En 2019 se calculaba que en Madrid habitaban aproximadamente 13.000 cotorras argentinas”

El caso es que el Ayuntamiento de Madrid tiene previsto poner en marcha en los próximos meses un plan con el objetivo de eliminar alrededor de 10.800 cotorras argentinas mediante el sacrificio ético de los ejemplares, la esterilización de las puestas y la retirada de los nidos vaciados.

Aunque no exento de polémica, el plan del consistorio madrileño, cuyo coste asciende a casi 3 millones de euros, es uno de los pocos existentes en nuestro país, a pesar de que, al ser una especie exótica invasora, la obligación legal es eliminarla por los daños medioambientales que ocasiona. En este sentido, otras aves urbanas como los gorriones, cuya población se encuentra en franco retroceso desde hace años, no pueden competir físicamente por el alimento con la cotorra argentina, lo que agrava aún más su delicada situación.

Nido comunitario de cotorras argentinas. Foto: Cláudio Timm.

Esta ave sudamericana, construye sus enormes nidos comunitarios en las copas de cedros, especialmente, lo que está causando importantes daños en el arbolado público. Además, a las cotorras argentinas les gusta alimentarse de los brotes verdes de los árboles, lo que puede empeorar de su estado de conservación. Y por si todo esto fuera poco, esos nidos urbanos, que pueden llegar a alcanzar los 200 kg de peso, representan un grave peligro para los transeúntes ante su posible caída.

Pero ahí no acaba todo. Las cotorras argentinas, que en libertad pueden llegar a alcanzar los 20 años de edad, pueden transmitir al ser humano enfermedades tan peligrosas como la gripe aviar, entre otras. Con la que tenemos encima con la maldita pandemia, solo nos faltaba un brote de esta enfermedad. Por otra parte, y justo como decíamos al principio, las colonias de cotorra argentina causan una enorme cantidad de ruido. Su característico graznido, multiplicado por cinco o por seis ejemplares, puede hacer perder los nervios a cualquiera.

“Las cotorras argentinas pueden transmitir al ser humano enfermedades tan peligrosas como la gripe aviar”

En definitiva, que es urgente la puesta en marcha de un plan de actuación a nivel nacional para atajar un problema medioambiental a día de hoy totalmente descontrolado. Una amenaza para nuestra fauna y para nosotros mismos cuyo responsable vuelve a ser, cómo no, el ser humano.

5 Respuestas a “Cotorras argentinas, amenaza estridente

  1. Bien.
    Un artículo que deja entrever la animadversión que produce una exótica simplemente porque hace más ruido que las demás.
    La afirmación de que compite con el gorrión por los recursos alimenticios es cuando menos descabellada. Tienen una alimentación completamente distinta. Por otro lado los gorriones se ven favorecidos al criar en los nidos comunales de las cotorras.
    Esos tres millones de euros bien podían destinarse a la eliminación de otras especies más dañinas (pero no tan conspicuas ni ruidosas) como mapaches y visones americanos o incluso gatos callejeros verdadera plaga bíblica para las aves y pequeña fauna silvestre.

    • SUpongo adolfo que tu profesión te impide tener conocimento alguno de biologia.
      La cotorro es una animal invasor que está acabando con las especies locales. No hay nada mas que añadir

  2. O para eliminar otra plaga : l@s CERD@S de dos patas que abundan en barrios como el mío, que está lleno de porquería……..

  3. Aún así, es un animal muy molesto, como lo llegará a ser la velutina o el mapache cuando llegue a los parques, razón tiene Adolfo , pero hay un problema, la desidia de nuestr@s gobernantes……

  4. Pablo Gabriel Scarvaglieri Cagigal

    Exageran muchísimo con el tema Cotorra, están en todo España y no por eso vamos a exagerar. en Torrevieja también las tenemos y el problema del Gorrión es otro y mas preocupante. No sé porqué están desapareciendo, pero no es culpa de la Cotorra. en Argentina viven todos y no existe problema alguno. Deberían ver porqué desaparecen los pobres Gorriones y dejar en paz a las Cotorras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s