AQUILA a-LIFE logra que más de 1.200 postes eléctricos dejen de ser mortales para el águila de Bonelli


La colaboración entre ONG, organismos públicos y compañías eléctricas ha facilitado esta corrección masiva de tendidos peligrosos para las aves 

Redacción/. Desde su puesta en marcha hace más de dos años, el proyecto AQUILA a-LIFE, que con el apoyo económico de la Unión Europea está trabajando en favor de la recuperación del águila de Bonelli en España y en la isla de Cerdeña (Italia), ha hecho posible que se corrijan 1.207 apoyos (postes o torretas) de tendidos eléctricos que eran peligrosos para esta y otras especies amenazadas, de hecho, la electrocución es la principal causa de mortalidad del águila de Bonelli.

En 124 de los 1.207 apoyos peligrosos para el águila de Bonelli que han sido corregidos a iniciativa de AQUILA a-LIFE, el coste de esta medida ha sido financiada, parcial o totalmente por el propio proyecto. En los restantes se ha intervenido, por indicación de las entidades socias del proyecto, con fondos de tres compañías eléctricas: Iberdrola y, en menor medida, Naturgy y e-distribución (Grupo Enel).

Operario trabajando en un tendido eléctrico.

Todas estas medidas antielectrocución se han llevado a cabo en zonas donde se han reintroducido águilas de Bonelli o bien está previsto liberarlas y también en áreas donde estas aves se dispersan cuando son jóvenes o se asientan al llegar a la edad reproductora y emparejarse. Un total de 546 apoyos han sido corregidos en la Comunidad de Madrid y otras zonas del centro peninsular y los restantes se distribuyen por Navarra (400), Álava (126), Mallorca (121) y Cerdeña (14).

Un total de 546 apoyos han sido corregidos en la Comunidad de Madrid y otras zonas del centro peninsular

“Si en los años noventa del pasado siglo la corrección masiva de tendidos eléctricos peligrosos para el águila imperial ibérica salvó de la extinción a esta especie amenazada, hoy en día AQUILA a-LIFE ha buscado la colaboración de ONG, organismos públicos y compañías eléctricas para que el águila de Bonelli no sucumba a la misma amenaza”, explica Ernesto Álvarez, presidente de GREFA, organización conservacionista que coordina AQUILA a-LIFE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s