Tritón jaspeado, grandullón pendenciero


Estamos ante una especie de tritón que está presente únicamente en la península ibérica y el oeste de Francia 

Especiario
Por Diego Gil Muñoz
Por tamaño podemos considerar al jaspeado como uno de los tritones más grandes del continente europeo, por detrás del gallipato. Se ha observado que los ejemplares que viven en las zonas de mayor altitud del Valle del Lozoya y la zona norte de la Sierra de Guadarrama son más grandes, más oscuros y con los dedos más largos que los de zonas de menor altitud. Estos últimos suelen ser de menor tamaño y de colores más claros.

Macho de tritón jaspeado. Foto: Bernard DUPONT.

Descripción
La coloración dorsal es muy llamativa, verde con vistosas manchas negras. A lo largo del dorso presentan una línea anaranjada. El vientre es oscuro con abundantes puntos blancos. Durante el celo el macho desarrolla una cresta longitudinal. El tamaño va de los 110 a los 160 mm, siendo las hembras más grandes.

Hábitat
Tiene dos fases: una acuática, en la que habita en aguas quietas y otra terrestre, en la que busca zonas con abundante vegetación como brezales, zonas de matorral o prados. En la fase acuática ocupa charcas, abrevaderos, piscinas o incluso pozos. Puede llegar hasta los 2.100 m de altitud, siendo frecuente en las lagunas de Peñalara.

Alimentación
Durante la fase acuática su dieta se basa en efímeras, crustáceos o incluso renacuajos de otras especie o de la propia. En la fase terrestre depreda sobre lombrices, babosa y coleópteros principalmente. El a su vez puede ser presa de turones, nutrias, culebras o cigüeñas.

Hembra de tritón jaspeado.

Reproducción
El celo comienza en abril pudiéndose extender hasta el mes de julio según la altitud en la que habite. Los machos en este periodo ocupan las zonas sin vegetación de las charcas, atrayendo a las hembras con movimientos ondulantes de la cola. Cuando los dos ejemplares se tocan, el macho libera el espermatóforo que es recogido por la hembra. Días después la hembra pondrá de 200 a 400 huevos entre la vegetación acuática.

Curiosidades
Durante el celo los machos se pelean por ocupar los mejores sitios de las charcas, las peleas pueden llegar a ser tan cruentas que algunos ejemplares pierden la cola por los mordiscos de otros contendientes.

Debido a la escasez de hábitats idóneos para su supervivencia como consecuencia de la presión humana, han colonizado lugares tan insignes como las fuentes y lagos de los jardines del palacio del Real Sitio de San Ildefonso, en la cara segoviana de la Sierra de Guadarrama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s