La A1 y la N-110 ponen en riesgo la supervivencia del lobo en el Sistema Central


Según un estudio, en total son 22 los lobos atropellados en estas carreteras estatales en tres año y medio 

Redacción/. Un informe de la asociación Circinaria, Estudio y Conservación recoge la muerte de veintidós ejemplares de lobo ibérico por atropello, durante el periodo 2016 a mayo de 2019 en el Sistema Central madrileño y segoviano. La mayoría de las muertes se concentran al norte de la Comunidad de Madrid y área aledaña de Segovia, en la autovía A-1 y la carretera N-110, ambas de titularidad estatal.

Una situación que para Ecologistas en Acción pone en grave riesgo la viabilidad de la especie en la zona. En este sentido, el pasado mes de febrero la ONG solicitó al Ministerio de Fomento que tomase medidas urgentemente para poner freno a los atropellos sin que haya habido respuesta, informa la organización conservacionista.

Desde 2016 a mayo de 2019, en la autovía A-1, se ha constatado la muerte de diez lobos en un tramo de veintidós kilómetros, entre el municipio de La Cabrera (Comunidad de Madrid) y Cerezo de Arriba (Segovia). Las causas principales de los atropellos son el mal estado del vallado perimetral de la infraestructura (que no impide el paso de los animales), la insuficiencia de pasos de fauna y el mal diseño de los existentes, señala el informe de Circinaria.

Estado de un tramo de vallado en la A1. Foto: Circinaria.

Por su parte, la carretera N-110, a su paso por la provincia de Segovia, entre Gallegos y Riaza, es otra zona caliente. En el mismo periodo, en el área geográfica del estudio se han detectado seis lobos atropellados (aunque ha habido otras dos muertes unos kilómetros al sur de la zona de estudio). Esta carretera carece de vallado perimetral y de pasos de fauna.

“Para Ecologistas en Acción, está grave riesgo la viabilidad de la especie

A esto hay que añadir otras 6 bajas por atropello en otras vías, como las producidas en Manzanares El Real en 2016 (M-608), Guadalix de la Sierra (M-608) en 2018, San Lorenzo del Escorial (M-600) en 2018, Madarcos (M-137) en 2019 y fuera de la zona de estudio, en Torrecaballeros (N-110) en Segovia, dos atropellos en 2018. Esta cifra podría ser superior porque, en ocasiones, los cuerpos de los lobos muertos en la carretera, desaparecen.

2 Respuestas a “La A1 y la N-110 ponen en riesgo la supervivencia del lobo en el Sistema Central

  1. En el Sistema Central en concreto, el lobo está en expansión. Así que, a pesar de lo triste de los atropellos, la supervivencia de la especie no está en peligro. Eso no quita que se deberían tomar todas las medidas para minimizar los atropellos de esta y otras especies.
    Jotale

  2. El demonio sobre btt .

    Huyyyyyyy , lo malo es que no hubiese cobertura en esas carreteras o no hubiera guifi en las gasolineras………eso es lo único que preocupa a los-las urbanizacionitas .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s