El ailanto, una especie exótica invasora, llega a la Dehesa de Navalvillar (Colmenar Viejo)


El desarrollo y aplicación de una legislación, junto con la información a los ciudadanos, son esenciales para su erradicación o mitigar su expansión 

el Mirador
Por Mario Corral Ribera
El ailanto, conocido también como ‘árbol de los dioses’, es un árbol caducifolio de la familia Simaroubaceas originario de China y Vietnam del Norte pero que ha sido asilvestrada, por toda la Península y está ampliamente distribuida por el resto del mundo, debido a su carácter y capacidad de invasión.

Representación de la evolución y dispersión del ailanto junto al arroyo del Espino (Colmenar Viejo).

Esta especie posee todas las características necesarias para ser incluida en la lista TOP 20 de especies exóticas invasoras: pionera, de rápido crecimiento juvenil, rebrotadora, con un sistema radicular muy potente y producción de sustancias alelopáticas. En España está incluida en la lista negra preliminar de especies exóticas invasoras por lo que queda prohibida su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

“Esta especie posee todas las características necesarias para ser incluida en la lista TOP 20 de especies exóticas invasoras (EEI)”

La aparición, desarrollo y colonización de las poblaciones de ailanto está en estrecha relación con perturbaciones de origen antrópico en los ecosistemas naturales, como introducción de carreteras, construcciones y caminos. Esta especie invasora, a partir de estos usos del suelo, coloniza hábitats adyacentes como bosques ribereños, véase en el arroyo de Tejada y arroyo del Espino (Colmenar Viejo).

En este aspecto, aunque su reproducción por semilla es por medio del viento, el propio curso fluvial puede ejercer como dispersante, permitiendo a la especie colonizar nuevos hábitats aguas abajo, es decir, en las proximidades del río Manzanares. Si se suma a esto la rápida expansión del ailanto, en apenas 4 años se han conformado grandes masas arbóreas en torno al arroyo de Tejada, la problemática aumenta considerablemente.

“El río puede ejercer como dispersante, permitiendo a la especie colonizar nuevos hábitats aguas abajo

Individuo de ailanto localizado en la Dehesa de Navalvillar.

Por otra parte, si el ailanto se desarrolla con la misma tendencia en la Dehesa de Navalvillar, puede suponer un grave problema para el entorno de Colmenar Viejo, generando un deterioro considerable en un hábitat natural de importancia considerable, además de poder ocasionar daños al ganado debido a la toxicidad de sus hojas compuestas de ailantona.

En este sentido, es imprescindible conocer la localización y categorizar el grado de invasión en las diferentes áreas afectadas para poder desarrollar estrategias de control. Asimismo, se ha de implicar y concienciar a la población de la problemática de las especies exóticas invasoras, haciéndola partícipe en la mejora y la gestión de los espacios naturales.

(El lector puede consultar el estudio completo en este enlace).

Una respuesta a “El ailanto, una especie exótica invasora, llega a la Dehesa de Navalvillar (Colmenar Viejo)

  1. Carlos Rodríguez

    Estimados Señores, creo que existe una errata en el título: la especie en cuestión no se denomina comúnmente “Ailenato” si no AILANTO (Ailanthus altissima), también llamado árbol del cielo, árbol de los dioses o falso zumaque. Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s