Esquiando en solitario para reclamar un uso respetuoso de la Sierra de Guadarrama (I)

El Acebal de Robregordo y al fondo la Sierra de la Puebla. Foto: Félix Sánchez.

Siguiendo la huella de Giner de los Ríos. En pos de un nuevo Guadarramismo

el Mirador
Por Félix Sánchez. Ecologistas en Acción
Durante tres jornadas planteadas en principio consecutivas pero que por dificultades, meteorológicas y de salud, se realizaron en tres días independientes: el viernes 4, el viernes 11 y el martes 15 de marzo, con un intento fallido el domingo 6. La aventura consistía en recorrer la totalidad del dorsal de la Sierra desde Somosierra a San Lorenzo de El Escorial con diferentes modalidades de esquí: esquí de fondo y esquí de travesía o montaña.

El puerto de Cotos en la actualidad tras eliminarse la estación de esquí.Esta idea era bastante antigua; viene desde las movilizaciones de 1994 contra los cañones de nieve en el Puerto de Navacerrada. En aquel año, quise demostrar que se podrían realizar modalidades de esquí más respetuosas para el medio ambiente, más adaptadas a las condiciones nivológicas de nuestro Guadarrama y no limitadas a las estaciones de esquí alpino existentes en esa época: Valcotos, Navacerrada y Valdesquí. La apertura de pistas de fondo en el Puerto de Cotos y la estación de esquí de fondo en el Puerto de Navafría demuestran que mis planteamientos no estaban muy equivocados.

Es más, hubo en el invierno de 1995 un intento el cual sólo se completó la primera etapa (Somosierra-Pto. de Navafría) esta vez por la Cuerda y no por la pista Horizontal acompañado por mi amigo Javier. Desgraciadamente, al día siguiente tuvimos que desistir de realizar la segunda etapa porque mi compañero tenía un dolor agudo en la ingle y no era menester dejarle sólo. Esta vieja idea de recorrer íntegramente el Guadarrama de Este a Oeste con esquís me rondaba la cabeza siempre pero cuestiones metereológicas, nivológicas o personales me lo impedían.

“Hubo en el invierno de 1995 un intento el cual sólo se completó la primera etapa (Somosierra-Pto. de Navafría)”

Una larga espera
Esquí de fondo en Navafría.Después, tras 21 años de espera, a finales de este pasado invierno sus condiciones parecían encajar para realizar este sueño. Las nevadas inesperadas caídas a finales de febrero, con grosores importantes en el Guadarrama, hasta en cotas bajas y las bajas temperaturas -cuando todo parecía que la temporada de  esquí en Guadarrama estaba amortizada-, permitían la aventura y mis obligaciones familiares y laborales también. Todo parecía converger para que este viejo sueño se pudiera materializar… Pero no era condición suficiente tener las condiciones objetivas y subjetivas para realizar este periplo. Además había que buscar un objetivo.

La Sierra de Guadarrama es uno de los enclaves naturales más hermosos y sensibles de la Comunidad de Madrid y para mi persona: mi casa, vivo en Miraflores de la Sierra. Es donde me inicié en los deportes de montaña. Es más, el Guadarrama es mi espacio de aventura y libertad. Donde me escapaba cuando huía de la ‘locura’ de la gran ciudad, y donde daba sentido a mis aspiraciones vitales más profundas…

Esquí de fondo en Navafría.Sin embargo, en los últimos tiempos se está produciendo un aprovechamiento exagerado e insostenible de sus recursos. Esta dinámica genera una excesiva presión turística y ha disparado los usos recreativos sobre este frágil ecosistema de montaña muy cerca de un área metropolitana de 7 millones de habitantes. Los resultados son la masificación y la pérdida de sus valores ambientales, culturales y paisajísticos. Cada vez más, las frecuentes, multitudinarias y lucrativas pruebas deportivas en el Parque Nacional masifica enclaves emblemáticos donde todos contribuimos a su deterioro, incluidos los montañeros y escaladores.

En esta situación vuelvo la mirada hacia la Institución Libre de Enseñanza que con sus excursiones pedagógicas en la Sierra de Guadarrama (la primera se realizó en julio de 1883), sentó las bases de lo que se podría definir como visión humanista de estas montañas. Este espíritu dio lugar a una corriente conocida como Guadarramismo.

“Cada vez más, las frecuentes, multitudinarias y lucrativas pruebas deportivas en el Parque Naciona”

Francisco_Giner_de_los_Ríos_(1881)Recuperar el Guadarrama
El objetivo de esta aventura ya estaba definido: reclamar un uso respetuoso de la Sierra de Guadarrama y la recuperación del espíritu de la Institución Libre de Enseñanza. Ante la masificación y la mercantilización de las prácticas deportivas en nuestra Sierra hay que volver los ojos a nuestros precursores, a los discípulos del Giner de los Ríos y a su gran maestro, y recorrer nuestras montañas con los mismos ojos y generosidad que tuvieron ellos. Los montañeros tenemos, ahora, una deuda con estos pioneros.

Deberíamos ser más generosos y contribuir, en un renovado movimiento guadarramista, a recuperar la Sierra abandonando el excesivo mercantilismo de sus usos. No se está promoviendo el cierre de la montaña a los ciudadanos, sino un cambio y limitación sensata de actividades y usos respetuosos con el medio para asegurar su Sostenibilidad. (…)

(Final de la primera parte del artículo) (Segunda parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s