Un virrey omnipresente

Circo de Peñalara. (Foto: Parque Natural de Peñalara).

Las nefastas consecuencias de los nombramientos arbitrarios y los mandatos imperecederos

Opinión de El Guadarramista
Por Pablo Esteban Mata (Subdirector)
Uno de los muchos problemas que padece nuestra sociedad deriva de los nombramientos arbitrarios en los puestos de responsabilidad de organismos públicos. La ley del dedazo rige hoy en día en la mayoría de nuestras administraciones y la Sierra de Guadarrama no es una excepción. La meritocracia ha sido relegada al ostracismo por un sistema podrido basado en los favores a los amigos y familiares. Y así nos va. 

Por si esto fuera poco, hay que sumar el eterno anquilosamiento que sufren estos cargos. Los favorecidos se aferran a unos puestos para los que carecen de preparación y las consecuencias son doblemente negativas. Y las pagamos nosotros. Saben de su incapacidad para ostentar responsabilidades y tratan de agarrarse, cual babosa, a posiciones inmerecidas.

“Saben de su incapacidad para ostentar responsabilidades y tratan de agarrarse a posiciones inmerecidas”

"Laguna Grande de Peñalara-Deshielo" (2014). Óleo sobre lienzo. 81x130 cm. (fotografía de Unidad Móvil)Es conocido como ‘el virrey de Peñalara’, pero atendiendo a su facultad de la omnipresencia en los organismos administrativos de la Sierra de Guadarrama quizá debería promocionar a la categoría de ‘dios’. O eso le gustaría a él. Según una información aparecida en el diario online Estrella Digital, Juan Vielva gestionó durante más de tres décadas el Parque Natural de Peñalara y, en la actualidad, realiza trabajos de investigación en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Su gestión en Peñalara ha sido cuestionada por la oposición, que considera que manejó la administración del espacio a su antojo, sin justificar sus decisiones. Pero no es éste el mayor problema. La verdadera perversión se produce al analizar sus nuevos quehaceres.

“La verdadera perversión se produce al analizar sus nuevos quehaceres”

Y es que ni la propia Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid ha podido aclarar si la actividad investigadora en el Parque Nacional de Guadarrama es compatible con el hecho de ser socio fundador de la Fundación Guadarrama, Territorio y Sociedad y Cultura, que realiza actividades relacionadas con el entorno.

Cima de Peñalara, una de las cumbres por las que se extiende el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.El hastío de la Sierra de Guadarrama ha llegado a su límite. La comarca no necesita caciques ni virreyes. Esa época queda muy atrás en el tiempo, por mucho que algunos se empeñen en volver a instaurarla. La gestión de los espacios naturales de la zona deben realizarlos técnicos preparados, sin amiguismos ni prebendas. Y sus cargos no son vitalicios. Los puestos eternos quedan para los eclesiásticos. Aquí no hay cortesanos. Aquí hay mucho trabajo que hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s