Sube la marea… azul

El resultado de las Elecciones Generales arroja una España coloreada por el PP. ¿Cómo afectará su mayoría al medio ambiente? ¿Y a Guadarrama?

`Opinión de EL GUADARRAMISTA´
Por Pablo Esteban (Subdirector)

El Partido Popular ha conseguido un resultado histórico en las pasadas Elecciones Generales acumulando un poder nunca visto antes en las instituciones nacionales, autonómicas y municipales. Más allá de estrategias erráticas electorales de unos y de silencios tendenciosos de otros, el pueblo ha hablado. Este diario digital, desde su perspectiva medioambiental, se pregunta cómo gestionará la marea azul el patrimonio verde.

Esta tribuna no puede obviar la evidente injusticia que la actual Ley Electoral perpetra sobre partidos que, como IU, EQUO o UPyD, entre otros, habrían multiplicado su representación con una legislación electoral proporcional. Desde EL GUADARRAMISTA demandamos la derogación de la Ley D’Hondt que, si bien tuvo su justificación tras La Transición para integrar los nacionalismos periféricos en el Parlamento nacional en un momento de recelos, hoy ya no tiene ningún sentido y viola flagrantemente el principio constitucional de Igualdad.

Carencia de contenido

Sea como fuere, el precedente de la campaña electoral no augura nada positivo para los intereses verdes. La ecología ha brillado por su ausencia en los dos principales partidos nacionales. El programa popular dedica un apartado al medio ambiente, integrado por procesos de intenciones y enunciados banales y carentes de contenido. La definición de una política medioambiental de “carácter nacional”, el avance hacia “una economía más sostenible, sólida y eco-eficiente”, o el impulso de la participación de los españoles “en la protección y mejora del Medio Ambiente” son solo algunos de sus propósitos inconcretos.

Llevamos muchos años escuchando las mismas vaguedades que nunca cristalizan en hechos. El panorama medioambiental en España requiere mucho más que de meras pretensiones, necesita actuaciones concretas e inversiones precisas, no solo en materia de conservación, sino también de promoción y concienciación. Estas mismas medidas son aplicables al ámbito del Patrimonio Histórico Nacional, que contempla indefenso como año a año pierde peso específico en la agenda de prioridades gubernamentales.

“Apoyaremos la caza como actividad compatible con la conservación del medio ambiente y el desarrollo rural”, reza el programa de la formación popular. No faltan guiños a los cazadores, una imagen que nos recuerda tiempos de una época oscura. Asimismo, el PP también declara que impulsará “las medidas oportunas para incrementar la seguridad y preservar nuestras especies de fauna, con especial atención a aquellas que se encuentran en peligro”. Aprisa Rajoy. Falta hace, sin duda.

Objetivos en la Sierra

Y en la Sierra de Guadarrama, ¿qué? No parece que vaya a haber cambios significativos en el proyecto de Parque Nacional. Sin embargo, una de las grandes amenazas de la región, el desarrollo inmobiliario especulador, cristalizado en grandes edificios de viviendas o complejos comerciales, debe ser atajado de raíz y perseguido legislativa y judicialmente. La proliferación de campos de golf en áreas protegidas es otra de las lacras que ensucian el paisaje serrano y cuya regulación debe ser vigilada muy de cerca por los nuevos gobernantes. Difícil cuestión esta, teniendo en cuenta el origen de la promoción de muchos campos golfísticos en España.

Los populares dominan la gran mayoría de los Ayuntamientos de la comarca, Esperanza Aguirre gobierna con mano dura desde la Puerta del Sol y ahora Rajoy tendrá carta blanca para dar rienda suelta a su legítima mayoría absoluta. Esta uniformidad no debe ser juzgada a priori con suspicacias. Lo peligroso no es la mayoría absoluta, sino su gestión. No obstante, de todos es sabido que el centro-derecha no se caracteriza por una especial inquietud en cuestiones medioambientales, tal y como ha quedado plasmado, una vez más, en los ejecutivos municipales y autonómicos que dominan en Madrid.

Hay por delante mucho que hacer. Es indiferente el color de quien lo haga, siempre y cuando lo haga eficazmente. El Partido Popular cuenta con el respaldo de una amplia mayoría de los españoles, lo que no significa una patente de corso sobre la mesa. Respeto, crítica y esperanza. Exigimos que esta legislatura sea en la que el medio ambiente deja de ser un cero a la izquierda en la estrategia política y se convierta en una ocupación prioritaria en las decisiones públicas. Nos va la vida en ello, literalmente. Solo un deseo: que la marea ni nos destiña, ni nos ahogue, simplemente nos aúpe.

Pablo Esteban Mata
(Subdirector)
p.e.elguadarramista@gmail.com

El Guadarramista

3 Respuestas a “Sube la marea… azul

  1. Por mucho que el pp tenga mayoria absoluta la actual situacion de españa no la soluciona ningun partido porque españa es un país hundido por los excesos de la burbuja inmobiliaria, no hay ningun tipo de industria que de trabajo a 5 millones de personas y haga crecer a españa a un buen ritmo. Lo mejor de la crisis es que beneficia a la sierra de guadarrama desde mi punto de vista ya que ni hacena falta más casas ni lo bancos van a prestar y sobre le parque nacional mejor empezar por la cumbres y luego ya se ira demandando que lo amplien.

  2. La prepotencia del PP ya se notó en las municipales, y ahora va a hacer lo que quiera, porque piensa que tiene carta blanca. Ya en el pasado se ha visto muy bien qué piensa el PP del medio ambiente, con una ausencia total de iniciativas para mejorar la protección del entorno natural, y los planes inmobiliarios en la confluencia de los municipios de S.L. de El Escorial, El Escorial, Galapagar, Guadarrama y Collado Villalba, entre otros, no auguran nada bueno. El hace años anunciado plan de Parque Nacional del Guadarrama no se ha hecho realidad (me parece que ya lo anunció Gallardón cuando era presidente de la CAM), y tampoco parece haber mucha voluntad por parte de los actuales gobernantes de avnazar en este tema, porque lo que interesa es construir más, lo que pondrá en riesgo al equilibrio natural de la sierra.
    Los ciudadanos tienen y tendrán lo que han votado en su mayoría. Luego se quejarán como se quejaban del desastre creado por el PSOE durante los últimos 7 años y medio.
    Haber querido provocar un cambio de gobierno eligiendo a alcaldes más bien perjudiciales para la sierra ha sido un error. Siempre conviene elegir contrapesos. Con un PP tan fuerte en todas partes nos espera una gestión en muchos sitios bastante dudosa y perjudicial para el interés general.

  3. perdona que te diga pero la prepotencia también es patrimonio del P$OE, y si no date una vuelta por Galicia y ves ´donde se construyó Pepiño su casita, y de esas muchas más, no seamos tan parciales y vamos a ser un poquitomás ecuánimes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s