Continúa el seguimiento al buitre negro


Mediante GPS se controlan y estudian los viajes de este ejemplar en peligro de extinción

V.Goded/. Desde su implantación el pasado otoño, se ha sabido que del 13 de noviembre al 11 de enero permaneció en los Montes de Toledo. Desde allí entró a la Región por el extremo suroriental, para llegar al norte de la provincia siguiendo la frontera que separa Madrid de Guadalajara. El día 13 del pasado mes estuvo en una de las áreas de campeo de estas aves en la Sierra, concretamente cerca de Alcalá de Henares.

Dos días después arribó en el gran pino silvestre donde está localizado su nido. La segunda semana ha estado con mucha frecuencia en la zona de cría donde se encuentra su pajarera, aunque se ha movido por la Comunidad y Segovia, e incluso el sur de Burgos. En lo que llevamos de 2011, ha dormido en un par de ocasiones en el Monte de El Pardo. Se estima que a partir de ahora, durante este periodo del año, estará más cerca del nidal para defenderlo.

Zona peligrosa

Empleados del Parque Natural de Peñalara visitaron el 14 de enero el área de los Montes de Toledo donde pasó el invierno, y pudieron comprobar que el lugar era un territorio con fincas de caza mayor con monte muy cerrado, con cultivos de secano en las áreas más bajas y en la periferia superficies más agrícolas.

Noticia relacionada:
Tecnología avanzada para cuidar a los buitres negros de la región

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s