Un problema medioambiental y de salud pública

Z54BZ4KNDNBQ5IU7R6Z6UZG36ALa aparición de un enorme vertido de amianto en un descampado de Alcorcón es, una vez más, una señal clara de la necesidad de aumentar las sanciones y el control de este tipo de acciones ilegales

Opinión de El Guadarramista
Por Jonathan Gil Muñoz (Director)
Lo de los 5.000 kilos de amianto localizados en Alcorcón en una nave en ruinas junto a la M-506 era algo que se veía venir desde hacía tiempo. Se trata de un lugar a la vista de todo el mundo, por donde pasan cientos de coches diariamente donde, a pesar de todo, podríamos decir que históricamente se han ido vertiendo residuos impunemente a lo largo de los años. Sin duda que ese ‘dejar hacer’ es lo que ha propiciado en gran medida que el desaprensivo que va a ser duramente sancionado dejara allí cinco toneladas de un residuo de obra altamente cancerígeno.

La voz de alarma la ha dado en este caso Ecologistas en Acción del Suroeste, lo que no deja de ser preocupante habida cuenta del gran número de personas que pasan por la zona a pie o en bicicleta, no sólo en coche, desde donde también se puede ver perfectamente el lugar. El caso es que esto es también para preocuparse. Dada la cantidad de vertidos que se pueden detectar en los caminos públicos y vías pecuarias del suroeste de la Comunidad de Madrid, donde ponemos el foco ahora, ¿podríamos estar ante la normalización de este tipo de atentados ecológicos? Esperemos que no sea así.

«La voz de alarma la ha dado en este caso Ecologistas en Acción del Suroeste»

A pesar de todo, tenemos que felicitar a la Policía Municipal de Alcorcón por la rápida identificación de la persona responsable del vertido de esos 5.000 kilos de amianto en el municipio del suroeste madrileño. Esa persona, por llamarla de alguna manera, tendrá que hacer frente a una multa de 6.000€, aunque vista la gravedad y el tamaño del vertido, parece poco dinero. Por otra parte, se le ha requerido al dueño de los terrenos en los que se encuentra la nave abandonada y en ruinas la retirada del amianto, lo que también es una buena noticia, aunque habrá que hacer un seguimiento de este punto para ver si se hace en tiempo y forma.

Es verdad que el dueño de la finca no tiene la culpa, pero sí que es cierto que si se observa que el lugar se ha convertido en un vertedero ilegal desde hace mucho tiempo, debería haber tomado las medidas oportunas para que no fuera así, sería lo lógico y normal. No deja de ser extraño el permitir que se inunden tus terrenos con cientos y cientos de kilos de basura. Sea como fuere, este caso, que por desgracia no será el último, podemos catalogarlo como uno de los más grandes y peligrosos detectados en los últimos años en el suroeste de la Comunidad de Madrid, lo que debería servir como llamada de atención a las Administraciones públicas.

«Se le ha requerido al dueño de los terrenos en los que se encuentra la nave abandonada y en ruinas la retirada del amianto»

Así las cosas, volvemos a poner de relieve la importante labor que realizan las ONG conservacionistas como Ecologistas en Acción mediante, por ejemplo, la denuncia de este tipo de agresiones al medioambiente. Un trabajo que no siempre es reconocido públicamente como se debería.

Una respuesta a “Un problema medioambiental y de salud pública

  1. Los humanos somos el mayor problemas

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s