Aceites domésticos, una asignatura pendiente

contenedor-recogida-aceite
Este residuo que producimos en nuestros hogares puede llegar a contaminar hasta 1.000 litros de agua y dañar peligrosamente los entornos naturales acuáticos 

Opinión de El Guadarramista
Por Jonathan Gil Muñoz (Director)
Hoy en día contamos en nuestras ciudades y pueblos con puntos en los que podemos depositar los diferentes tipos de residuos que producimos en nuestros hogares para que sean reciclados, al menos la gran mayoría de ellos. Y es que, los contenedores específicos para el correcto tratamiento de los aceites domésticos todavía no se han extendido todo lo deseable. A pesar de que es un residuo altamente contaminante, no siempre -sin contar con los puntos limpios municipales- tenemos cerca un lugar donde desecharlos.

Contenedor de aceite en Guadarrama.Pero, ¿qué peligros entrañan los aceites domésticos? Pues muchísimos. Empecemos por el principio. Cuando se vierte por el fregadero o el inodoro puede formar tapones en las tuberías o servir de alimento para plagas de insectos como las cucarachas. Además, el aceite al mezclarse con el agua hace más difícil su depuración en las plantas de tratamiento, lo que deriva en un mayor gasto para el erario público. En este sentido, se calcula que un solo litro de aceite puede contaminar hasta 1.000 litros de agua. Es más, cuando ese aceite doméstico termina en el medio natural, crea una película en la superficie del agua que hace imposible el intercambio de oxígeno, dañando enormemente los ecosistemas acuáticos, pudiendo permanecer en esos entornos naturales hasta 15 años. Además, si son vertidos en el suelo, pueden causar la pérdida de fertilidad de la tierra.

“El aceite al mezclarse con el agua hace más difícil su depuración en las plantas de tratamiento”

Mientras que en sectores como el de la hostelería y la restauración la recogida de los estos aceites está ampliamente extendida, los que se producen en nuestros hogares todavía tienen un largo camino por delante hasta llegar a esos niveles. Y es en este punto donde surge la gran pregunta, ¿qué se puede hacer con este residuo? En la actualidad se está utilizando principalmente para la producción de biodiesel o jabones y, en menor medida, ceras y barnices. Poniendo el foco en el biodiesel, resulta muy interesante el uso de esos aceites como combustible, algo que entronca a las mil maravillas con las política medioambientales que apuestan por el fomento de la economía circular. Sin embargo, esto no es nuevo, y el biodiesel lleva años en el mercado sin que haya logrado ni mucho menos popularizarse su uso. ¿Es culpa de las grandes compañías suministradoras de gasoil? Dejémoslo ahí.

Contenedores de recogida de aceites domésticos. Es necesario por tanto extender las redes municipales de contenedores para la recogida de los aceites domésticos. Ahora bien, si después no se va a tratar correctamente es mejor no engañar a nadie. Nosotros, como ciudadanos de a pie, podemos actuar correctamente y depositar los aceites en los lugares indicados. En este sentido, y echando la vista atrás, ¿cuántas veces hemos terminado estos editoriales con la misma recomendación? En muchas ocasiones se ha señalado a la sociedad como motor de cambio, siendo el contrapunto a unas Administraciones públicas en el mejor de los casos poco implicadas en las cuestiones medioambientales. Pero así están las cosas, no creo que nadie se sorprenda a estas alturas de la película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s