Desmán ibérico, reliquia del pasado

029_001_desman
Es un endemismo peninsular y es junto con el desmán ruso, la única especie del género Galemys que ha llegado viva hasta nuestros días

Especiario
Por Diego Gil Muñoz
Su número en la Comunidad de Madrid ha descendido dramáticamente desde los años 80 del siglo pasado, hasta el punto de desaparecer totalmente, aunque mantiene alguna población en la vertiente segoviana de la Sierra de Guadarrama. La situación en otras comunidades no parece mucho mejor, sirva como ejemplo el de Cataluña donde las poblaciones de desmán podrían haber menguado en hasta un 40%.

Descripción
Físicamente parecido a un topo adaptado a la vida acuática, es un gran nadador pasa casi todo el tiempo dentro del agua, fuera de ella se mueve con torpeza. La nariz es alargada, parecida a una trompa, la cola es escamosa y gruesa. No tiene orejas, los ojos son muy pequeños, con los que sólo distingue luces y siluetas. El color del pelaje varía del castaño al gris por el dorso, por el vientre es más claro. Mide unos 12 cm y pesa entorno a los 55 gramos.

“No tiene orejas, los ojos son muy pequeños, con los que sólo distingue luces y siluetas”

Hábitat
Considerado un indicador de la limpieza y salud de las aguas en las que vive, siempre habita en las cabeceras de ríos y arroyos de montaña, con caudal regular todo el año. Muestra preferencia por los cursos de agua con rocas, piedras, raíces y vegetación, es decir sitios heterogéneos con multitud de escondites y recovecos.

Alimentación
Mantiene un territorio de hasta 400 metros de cauce en los que vive con su pareja. Acusado injustamente de ser perjudicial para la fauna piscícola, lo cierto es que sólo se alimenta de invertebrados acuáticos como tricópteros o moscas de las piedras. Consigue sus presas escarbando en la gravilla del fondo con su hocico.

Reproducción
Se emparejan de por vida, que suele durar en torno a los tres años, el celo suele tener lugar entre los meses de enero y marzo. Pueden tener varias camadas al año, cada una de ellas compuesta de 1 a 5 crías. Son pocos los que llegan a vivir mucho, los depredadores que los persiguen son numerosos como cigüeñas, nutrias, lucios, martinetes o el visón americano.

“Ha sido acusado injustamente de ser perjudicial para la fauna piscícola, aunque sólo se alimenta de invertebrados”

Curiosidades
El desmán ibérico está desapareciendo lenta y silenciosamente, es una especie humilde que no acapara portadas como otras en situación parecida a la suya. Desde hace unos años la Comunidad de Madrid ha comunicado su intención de reintroducir la especie en la región, los lugares elegidos para la suelta de ejemplares podrían ser las cabeceras de los ríos Manzanares y Lozoya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s