Los espacios naturales se masifican en tiempos de COVID


Es necesario aumentar la vigilancia o limitar la entrada en aquellos espacios naturales donde la afluencia de público pueda suponer un riesgo para su conservación 

el Mirador
Por el Ilustre Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales y Graduados en Ingeniería Forestal y del Medio Natural
La pandemia dela COVID-19 ha trastocado momentáneamente la vida de toda la sociedad en su conjunto asestando especialmente un duro golpe a todas las actividades relacionadas con el turismo y el ocio. Sin embargo, hemos observado cómo la afluencia de personas a nuestro medio natural está siendo máxima este otoño como vía de escape para aliviar las secuelas físicas y psíquicas como consecuencia del cambio de hábitos que todos estamos sufriendo, saliendo en familia o con amigos para disfrutar del aire libre en unas condiciones donde las posibilidades de contagio son mucho menores.

Está demostrado científicamente que estar en contacto directo con la naturaleza nos reporta múltiples beneficios y refuerza nuestro sistema inmunológico, sensorial y psicológico, pero esto no es excusa para no ser respetuosos con la biodiversidad que alberga cada hábitat visitado, el respeto a la flora y fauna de cada ecosistema y evitar producir cualquier tipo de impacto negativo al medio en el que disfrutamos realizando cualquier actividad lúdica, deportiva cinegética, etc. En este sentido, se ha evidenciado que, en este otoño de 2020, sobre todo los fines de semana, un número excesivo de personas han coincidido a la vez en algunos espacios naturales, protegidos o no, hecho que ha provocado el colapso de aparcamientos en las principales zonas habituales y rutas de excursionistas con una inusitada afluencia y gran aglomeración de visitantes que perjudica notablemente el objetivo perseguido.

Este tropel de gente puede ser un medio para obtener una fuente de ingresos y generar puestos de trabajo, y así contribuir a la mejora de la calidad de vida y el desarrollo de zonas rurales, pero a la vez supone una seria amenaza para la conservación de dichos espacios naturales si no se gestiona razonablemente el uso público de los espacios naturales. Cualquier actividad humana supone un impacto sobre el medio natural y los recursos naturales, por tanto es imperiosa su regulación para evitar una acumulación masiva de personas que perturben al bosque y a sus moradores en detrimento de las bondades que vamos buscando.

“Cualquier actividad humana supone un impacto sobre el medio natural y los recursos naturales”

Como consecuencia inmediata, los gestores de estos espacios se ven forzados a adoptar medidas extraordinarias para ordenar y controlar el uso público. Por tanto, deben contar con los recursos económicos y humanos suficientes y necesarios para conseguir sus objetivos que desde el Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales reclamamos a las Administraciones públicas.

Parque Nacional de Doñana. Foto: Col. Ing. Forestales.

Recomendaciones para los visitantes
Por todo ello, los ingenieros forestales queremos indicar una serie de recomendaciones a todas aquellas personas que tengan pensado realizar próximamente una salida a cualquier espacio natural. En primer lugar, hay que informarse previamente sobre la situación en la que se encuentra el lugar que se va a visitar: si hay límites de movilidad geográfica, si existen áreas recreativas cerradas, si hay límites de cabida… Reservar si fuera necesario y respetar los aforos permitidos de los equipamientos de uso público (áreas recreativas, senderos, centros de visitantes, aparcamientos, etc.). En los lugares en los que no haya un aforo específicamente señalado (por ejemplo, un mirador o un lugar de parada), se debe esperar a una distancia prudencial hasta que resulte seguro acercarse.

También debemos procurar que las visitas sean respetuosas para no perturbar a la flora y fauna, en definitiva, respetar la naturaleza. Por ello, si se transita o conduce por caminos rurales, hay que extremar la precaución y no salirse de las vías señalizadas, tratando de evitar causar molestias a la fauna por ruidos o por perros sueltos. Así, durante las visitas a un espacio protegido, siempre hay que atender a las indicaciones del personal responsable y seguir las instrucciones de seguridad que se establezcan. Llevar desinfectante de manos por si no hay agua disponible y no olvidarse nunca de la mascarilla serán dos cuestiones fundamentales antes de salir de casa. Para prevenir contagios, lo mejor es evitar las áreas naturales en las que no se pueda mantener la distancia de seguridad con otras personas e ir en grupos pequeños o realizar excursiones en solitario.

En los senderos y caminos, se circulará por la derecha, procurando no detenerse a conversar si se trata de un sendero estrecho. Como siempre, cuando se recorra una vía, camino o una senda en el bosque, se atraviese un paraje natural, se acuda a un observatorio de aves o se realice cualquier otra actividad en la naturaleza, hay que recordar que no se debe dejar ningún rastro de nuestro paso y que no quede ningún desperdicio ni haya ninguna alteración. Para ello, deberemos recoger los residuos generados y depositarlos en los puntos de recogida existentes, incluidas las mascarillas que no se vayan a usar más.

“Debemos procurar que las visitas sean respetuosas para no perturbar a la flora y fauna, en definitiva, respetar la naturaleza”

En estos tiempos tan difíciles para todos, ayudar a la economía local es prioritario. Visitar áreas naturales cercanas a nuestra residencia, ayudará a mejorar el entorno económico. Para ello, procuraremos elegir empresas locales en el entorno cercano para descansar, degustar la gastronomía local y realizar visitas guiadas, a la vez que podemos adquirir algunos productos locales. Con ese gasto se ayuda a mantener el medio rural. Por último, bajo ningún concepto, se debe hacer fuego ni tirar colillas al suelo. El inicio de un incendio sería devastador para todo el entorno. Si además de estas recomendaciones se necesita más información, se puede contactar con el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales (COITF) a través de su página web.

Una respuesta a “Los espacios naturales se masifican en tiempos de COVID

  1. Biciclista respetuoso

    Con la excusa de aliviar las tensiones, se ha puesto de moda salir al campo y se nos ha llenado de disfrazados y disfrazadas , hablando alto, llenando lugares de alto valor y muy delicados……..se ha llenado la montaña de coches de farsantes y pasteleros , trasladando la contaminación y el ruido a lugares q ue debieran haber sido cerrados…….no tod@s tenemos o tenéis derecho a ir a donde no os importa un pimiento a molestar a la fauna…………..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s