Autotomía caudal y colas múltiples en lagartijas


Las colas múltiples en lagartijas no son debidas habitualmente a mutaciones genéticas, etc., de hecho, es probable que hasta hace poco solo tuviese una cola  

Naturaleza al descubierto
Por Jorge Ortiz González, EIMA Escuela de Medio Ambiente y Alicia Page Quicios, bióloga
Seguro que habéis oído hablar e incluso visto en primera persona uno de los mecanismos de huida más sacrificados que encontramos en la naturaleza: la autotomía caudal. Algunos reptiles son capaces de amputar voluntariamente su cola en situaciones de peligro inminente para permitir su fuga frente a un posible depredador.

Al contrario que los roedores, que deben fracturar sus vértebras caudales ‘manualmente’ mediante la tracción y torsión de su cuerpo, la mayoría de los reptiles son capaces de seccionar completamente la extremidad caudal de forma ‘automática’ mediante la constricción de músculos especializados que rodean discos cartilaginosos en el interior de las vértebras. La fragilidad de estas zonas facilita la ruptura de la vértebra y la pérdida de la cola, cola que se moverá una vez seccionada del cuerpo al hacer uso de energía no dependiente del oxígeno. En este caso, la cola original no se desprendió completamente, dando lugar a una escisión parcial que generó una cola nueva. Este fenómeno ha sido detectado en 175 especies, estimándose que el 2,75% de los integrantes de una población podrían tener múltiples colas (Barr et al., 2020).

“Al contrario que los roedores, la mayoría de los reptiles son capaces de seccionar completamente la extremidad caudal de forma ‘automática'”

La lagartija que ha inspirado este breve artículo, una hembra de Podarcisvirescens, tiene otra muestra de su escape victorioso de un predador. Podemos observar que hay un cambio en el color y el patrón de las escamas en la zona terminal de la cola, hecho asociado con una regeneración tras la pérdida de un segmento de cola (Wu et al., 2014). Si bien el cambio del color de las escamas es el más evidente que sufre una cola regenerada, no es el único.

Ejemplar de Podarcisvirescens hembra con dos colas, resultado de una aberración en la regeneración de la cola. Este ejemplar ha perdido la cola en dos ocasiones, las estructuras regeneradas se resaltan en el esquema de la derecha.

Esta nueva estructura no posee la misma capacidad regenerativa que la cola original, siendo más similar a un tejido cicatricial que a una regeneración (Alibardi, 2019). La estructura interna es radicalmente distinta, la columna vertebral es sustituida por una varilla de cartílago, la estructura de los músculos se simplifica limitando la movilidad de la cola (Barr, 2019). En caso de enfrentarse de nuevo a un predador, el corte de la cola habrá de producirse en una zona más próxima a la base de la cola, una que aún conserve la estructura original (Timothy, 2013).

A pesar de los beneficios a corto plazo que tiene el perder la cola, esta extremidad es clave para la comunicación entre individuos, por lo que tener una cola regenerada puede afectar negativamente a medio y largo plazo. Perder la cola puede afectar negativamente a su estatus como lagartija e incluso repercutir en su éxito reproductivo (Fox, 1990). La cola también es esencial para acumular grasa llegando a ser la zona de acumulación energética más importante en estos animales; sin embargo, la gravedad de la pérdida va a depender de una gran variedad de factores, desde el sexo o la edad hasta la estación del año pueden ser determinantes (Bateman, 2009). Por si fuera poco, la cola también es de utilidad a la hora de huir, por lo que al perderla puede verse afectada la velocidad de huida y ser más fácilmente capturables.

“A pesar de los beneficios a corto plazo que tiene el perder la cola, esta extremidad es clave para la comunicación entre individuos

En los ejemplares con colas múltiples también se teoriza un efecto negativo sobre la velocidad, pero en este caso debido al aumento de peso. Sin embargo, a día de hoy esta teoría no ha sido contrastada (Barr, 2020). De igual forma, se desconoce el posible efecto negativo (¡o positivo!) que podría tener una cola bifurcada en la ecología de estos individuos. ¿Se reproducirán menos? ¿Tendrán menos estatus? ¿Serán más fáciles de capturar? Ojalá pronto podamos traeros respuestas para estas y muchas más preguntas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s