El gran capricornio, ‘juez’ de la dehesa


Se puede decir que este escarabajo es el segundo mayor de nuestros coleópteros ibéricos, superado únicamente por el ciervo volador

Especiario
Por Diego Gil Muñoz
Especie de escarabajo desaparecida prácticamente en el centro de Europa, presente en el mediterráneo, donde mantiene sus feudos, además de en Asia menor y el Cáucaso. La densidad de sus poblaciones es baja, aunque mantiene una amplia distribución en nuestro país.

Gran capricornio. Foto: Xavier Vázquez.

Descripción
Posee unas largas antenas articuladas de hasta cinco centímetros de longitud. Puede superar esa misma medida de largo, aunque lo normal son tallas inferiores. Es de color negro casi en su totalidad, aunque hay ejemplares color vino. Tiene unas potentes mandíbulas y la cabeza es rugosa.

Hábitat
Especie típica del hábitat forestal, prefiere las dehesas de encinas y robles, aunque también elige avellanos, castaños e incluso algarrobos. Escaso o inexistente en pinares gusta también de los alcornocales.

Alimentación
Las larvas son xilófagas, es decir, se alimentan de madera, principalmente de encinas y robles, entre otros. Como larva pasará tres o cuatro años dentro de los troncos, después se transformará en adulto. En esta etapa de su vida o no se alimenta o lo hace de la savia que rezuma de los árboles o de frutos muy maduros.

El gran capricornio. Foto: Siga.

Reproducción
Completan su transformación en adultos durante los meses de verano, en esta estación machos y hembras se aparean. Después la hembra depositará los huevos bajo la corteza de los árboles, pondrá entre cien y cuatrocientos unidades. De hábitos nocturnos, alcanza la madurez sexual a las dos semanas de emerger como imago.

Curiosidades
Las larvas al alimentarse de la madera de encinas y robles cavan galerías en los troncos, esto no daña a los árboles aunque puede facilitar la entrada a hongos parásitos que en ejemplares viejos o enfermos pueden provocar la ‘seca de la encina’. Al elegir los árboles más castigados donde poner los huevos ‘deciden’ quién vive o muere.

Las galerías abiertas al exterior por las larvas pueden ser aprovechadas por los pájaros carpinteros para hacer sus nidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s