Cómo y dónde disfrutar de la ‘berrea madrileña’


Dentro de los límites de la región podemos disfrutar de diferentes y asombrosos entornos donde contemplar este espectáculo de la naturaleza

En ruta
Por José Ángel Macho Barragués. Ingeniero agrónomo
Sin duda alguna la berrea es de uno de esos momentos mágicos que nos regala la naturaleza. Este acontecimiento que sucede año tras año, es una explosión de sentimientos que se produce cuando el macho del ciervo ibérico entra en celo. Este singular hecho ocurre a finales de septiembre y principios de octubre y consiste en la emisión de un grito desgarrador de llamada dirigido a las hembras, que emerge sobre todo al atardecer o durante la madrugada cuando el paisaje está dominado poéticamente por dos luces. Dentro de la Comunidad de Madrid podemos disfrutar de diferentes lugares donde los guadarramistas podemos disfrutar de la berrea.

El Monte de El Pardo
Uno de los mayores clásicos madrileños sin ningún género de duda. El momento en que nos acercamos a la famosa verja y observamos este bosque puramente mediterráneo en perfecto estado de conservación donde aguardan ejemplares espectaculares de ciervo con grandes cuernas resulta único. Se trata de un sitio ideal para disfrutar de a berrea dada su gran superficie y las extensas explanadas salpicadas de encinas que componen el paisaje.

“La berrea ocurre a finales de septiembre y principios de octubre”

Sierra Oeste
Este recóndito lugar situado en las estribaciones de la Sierra de Guadarrama posiblemente es uno de los lugares menos conocidos por los amantes de la naturaleza madrileña, su paisaje se encuentra dominado por diferentes especies de coníferas y se encuentra bañado por los ríos Alberche y Perales que dibujan a su paso por esta comarca un paisaje asombroso que se engrandece con los sonidos ocultos de la berrea.

Ejemplar de ciervo con unas gran cornamenta.

Soto de Viñuelas
Un entorno único y muy cercano a la capital es el Soto de Viñuelas, considerado un apéndice de el Monte de El Pardo y perteneciente a la localidad madrileña de Tres Cantos. Este encinar vallado con unas 3.000 hectáreas de superficie además de juntar grandes valores paisajísticos, artísticos y medioambientales alberga grandes ejemplares de ciervo ibérico en su interior entre otras muchas especies de fauna ibérica que se encuentran en semilibertad.

Valle del Lozoya
El valle que forma el río Lozoya durante su curso medio es uno de los paisajes más reconocidos del Sistema Central. Su cercanía con diferentes formaciones montañosas como los montes carpetanos, la Cuerda Larga o la Morcuera y la presencia de grandes embalses como El Atazar hacen de este paisaje un lugar ideal para ser habitado por nuestro ungulado más reconocido.

“El valle que forma el río Lozoya durante su curso medio es uno de los paisajes más reconocidos del Sistema Central”

Sierra del Rincón
Sistema montañoso situado entre las sierras de Guadarrama y de Ayllón, debido a su aislamiento posiblemente albergue algunos de los ejemplares más grandes de ciervo dentro de sus fronteras. Durante estas fechas se podrá completar la visita a esta Reserva de la Biosfera disfrutando del increíble hayedo de Montejo, uno de los más meridionales de Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s