Miles de corredores “pisoteando las zonas más sensibles del Parque Nacional en plena ola de calor”


Ecologistas en Acción reclama responsabilidad, el abandono del favoritismo hacia determinados colectivos y la aplicación del Plan Director

Redacción/. Los días 28, 29 y 30 de junio se celebra el X Gran Trail Peñalara, una prueba que congrega a más de un millar de corredores, quinientas personas voluntarias, requiere la instalación de trece controles fijos, diez puntos de avituallamiento y el acceso de vehículos de apoyo. Todo ello, en las zonas más sensibles del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y su zona periférica. Ecologistas en Acción lleva años denunciando que esta y otras macropruebas deportivas que se autorizan en este espacio protegido, vulneran la legislación nacional y degradan el espacio protegido.

El Plan Director de Parques Nacionales establece que las pruebas deportivas son incompatibles con los objetivos de los parques nacionales. Sólo excepcionalmente, permite que la administración autorice pruebas de baja intensidad ambiental que transcurran por carreteras o caminos públicos. “Sólo en 2017 (dato más actualizado facilitado por el Parque Nacional), en Madrid, se celebraron 51 pruebas en el Parque Nacional y 10 en la zona periférica de protección. En Segovia, se realizaron 17 pruebas en el espacio protegido y 5 en la zona periférica. En total sumaron 9.645 participantes, concentrados en cuatro meses (mayo, junio, julio y septiembre). Una situación que vulnera objetivamente el mandato del Plan Director”, señalan los ecologistas.

Prueba multitudinaria realizada en Hoyo de Manzanares.

El impacto de estas pruebas es muy elevado, al efecto del millar de corredores hay que sumar 500 voluntarios, 13 puestos fijos, 10 puntos de avituallamiento, vehículos de apoyo, etc, sostiene Ecologistas en Acción. “Esta prueba no tiene justificación ninguna, podrían realizarse en otras zonas de la Comunidad de Madrid y en otra época que no coincida con periodo crítico en la reproducción de la fauna y desarrollo vegetativo de la flora. Además, este año, con la ola de calor y falta de precipitaciones de la primavera, el impacto puede ser superior, porque tanto el suelo, como la flora y fauna son más vulnerable, al estar más debilitados”, indica la ONG.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s