Acentor alpino, ave de las cumbres

Acentor alpino, ave de las cumbres. Foto: Paco Gómez.
Su hábitat es la alta montaña de los principales sistemas montañosos de nuestro país, incluida la Sierra del Guadarrama 

Especiario
Por Diego Gil Muñoz
El acentor alpino elige las cumbres más elevadas donde pocas aves se aventuran a vivir. Bastante más abundante de lo que parece, al habitar en zonas inaccesibles pasa desapercibida. El estado de conservación de la especie es bastante bueno, además la presencia humana en su hábitat es muy limitada aunque se cree que el cambio climático podría perjudicarla a corto plazo.

Acentor alpino. Foto: Dibyendu Ash.

Descripción
Tiene una longitud de unos 17 cm y una envergadura de unos 30 a 32 cm. Es algo más grande que un gorrión común y de aspecto muy robusto. La cabeza es gris con pico corto, mientras que las alas son de color pardo con manchas negras. El vientre es pardo con tonos rojizos.

Es algo más grande que un gorrión común y de aspecto muy robusto

Alimentación
Principalmente insectívoro, busca a sus presas entre las rocas y las vegetación. Suben a los neveros buscando a los insectos que se quedaron congelados entre la nieve. Cuando no encuentra insectos aprovecha semillas, piñones y pequeños frutos para alimentarse.

Hábitat
El hábitat característico de esta especie es la alta montaña, incluso en lo más crudo del invierno suele frecuentar las cumbres. Se desplaza a zonas más bajas en busca de alimento en periodos de escasez. Prefiere las cotas por encima de los 1.500 metros de altitud. En su medio, no hay árboles ni apenas matorrales, sólo rocas y canchales como en el circo de las lagunas de Peñalara.

Acentor alpino. Ilustración: SEO/Birdlife.

Reproducción
El celo comienza casi en junio, la pareja hace el nido en huecos en salientes y repisas de las paredes rocosas. La hembra puede poner de tres a seis huevos, al nacer los pollos son alimentados por ambos progenitores durante unas tres semanas. Se puede dar el caso que la hembra se aparee y comience una segunda puesta, alimentando el macho en solitario a los pollos de la primera puesta.

Prefiere las cotas por encima de los 1.500 metros de altitud

Curiosidades
En pistas de esquí y refugios de alta montaña suelen acercarse al ser humano, aceptando comida de la mano de las personas sin ningún temor. Es frecuente que la hembra se aparee con varios machos a la vez, unas cien veces al día, una conducta rara entre los pájaros que depende de la disponibilidad de alimento en su territorio.

Una respuesta a “Acentor alpino, ave de las cumbres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s