Torrelodones coloca trampas contra la procesionaria

Las trampas instaladas poseen una gran capacidad a fin de capturar masivamente a los machos de la procesionaria del pino mediante la feromona sexual sintética de las hembras

Redacción/. Dentro de la campaña que durante el presente año va a desarrollar el Ayuntamiento de Torrelodones para combatir la procesionaria del pino se encuentra la instalación de trampas de feromonas a fin de limitar su multiplicación lo que supone una inversión de 8.484€ (más IVA).

Estas trampas han sido colocadas en diversas zonas a lo largo y ancho de nuestro municipio, en particular en torno al palacio del Canto del Pico, en el Parque JH, a lo largo de la avenida de la Dehesa, en la zona del camino de El Gasco, así como en los entornos de la fuente del Cerro, de la zona de El Lago, Monte I y Monte II, etc.

Una respuesta a “Torrelodones coloca trampas contra la procesionaria

  1. Y sabiendo que esas plantaciones de pinos no son naturales sino que han sido introducidas por la mano humana en terrenos donde crecen espontáneamente otro tipo de especies ¿por qué no se gastan esos 8 mil euros en acelerar la sustitución de estos pinos por las especies autóctonas de la zona, en vez de seguir forzando la permanencia de esta plantación artificial? Eso es lo que dijeron en su día los “expertos” gestores del Icona, que las repoblaciones de pinos eran una solución transitoria para “ayudar” a que la vegetación original recuperase su espacio. Bien, pues la vegetación original ya ha colonizado la zona ¿por qué entonces siguen forzando artificialmente la permanencia de especies que no tienen que estar ahí? ¿Hay algún interés oculto que los “expertos” gestores no nos han contado?
    ¿No han visto lo que ha pasado en Portugal o en Doñana? ¿No ven lo que ocurre cuando un incendio alcanza una plantación de resinosas? ¿A qué están jugando los gestores? ¿Acaso están esperando a que haya un incendio y los pinos colaboren para que el incendio se convierta en un mounstro de dimensiones catastróficas?
    ¿Es esto lo único que saben hacer los gestores, plantar pinos para que luego se quemen, para volver a plantar pinos?
    ¿Cuánto dinero público se “pierde” en ese ciclo? ¿A qué bolsillos va?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s