De esta agua no beberé

P. Esteban/. Parece increíble, pero en pleno siglo XXI aún hay ciudadanos en España que no pueden beber agua del grifo de sus hogares. Según denuncia el Foro Social de Segovia, cerca de 6.000 personas de 20 localidades segovianas no tienen acceso al consumo de agua corriente de sus viviendas debido a su alto contenido en arsénico y, en menor medida, nitratos. La comarca conocida como `Segovia Centro´ está siendo la más afectada. De de esta asociación exigen a “los responsables de Medio Ambiente y Sanidad de la Junta de Castila y León que asuman sus responsabilidades” y les conminan a cumplir con el marco de prevención y control de la contaminación de las aguas subterráneas dispuesto por la Unión Europea.

Deja un comentario