¿Reparo o no reparo mi casa?

El seguimiento que hacemos en ANAPRI de seis nidos de avión común en Colmenar Viejo, revela la depredación por urracas que sufre esta especie

el Mirador
Por Eduardo Ramírez Esteban. ANAPRI
Cada año especies migradoras como el avión común, realizando miles de kilómetros desde sus cuarteles de invierno en África, vuelven a nuestros pueblos para sacar adelante a sus pollos. Lo hacen a los mismos lugares año tras año y se encuentran al llegar similares problemáticas fuera del ámbito natural, que de por sí ya son muy duras: nidos destruidos, destrucción de su hábitat, alejamiento o inexistencia de materiales para reconstruir o hacer sus nidos, falta de insectos, etc.

Desde hace 3 años la Asociación Naturalista Primilla (ANAPRI) realiza el seguimiento de 6 nidos de una vivienda en Colmenar Viejo. En años anteriores, los nidos 3 y 4 sufrieron los ataques de las urracas. Puede que no sea un comportamiento muy conocido, pero las urracas depredan con frecuencia los nidos de avión en busca de los pollos. Los cambios en los comportamientos de especies que antaño no habitaban zonas urbanas, hacen que especies que necesitan de las construcciones humanas para reproducirse, tengan que lidiar con los intentos de depredación por parte de especies como la urraca.

Nidos de avión común objeto del estudio de ANAPRI.

En la imagen superior se aprecian claramente desperfectos estructurales en los nidos 2, 3 y 4, aunque los desperfectos más importantes son de esta semana en el nido 3. ¿Cuáles son los mecanismos que les incitan a repararlos?, ¿por qué en ocasiones llegan a reparar el nido que incluso se ha caído o destruido al 100% y en otras parece darles igual y no lo consideran prioritario?

En los recientes ataques de urraca a los nidos 1, 2 y 3, es evidente que un nido bien reforzado y reconstruido protege a sus aviones comunes adultos ocupantes o pollitos. Como ejemplo, el ataque al nido 2 ocupado por un adulto y probablemente por sus pollitos y el ataque al nido 1, potente picoteo de una urraca estando la pareja en su interior. Estos dos ataques no se saldaron con bajas de avión común, a diferencia del producido en el nido 3, con un hueco tan evidente que permitió a la urraca meter la cabeza y depredar uno de los adultos del nido (siguientes imágenes).

Momento en el que una urraca depreda un avión común adulto.

Todo apuntaría, bajo la mirada humana, a que aprendiendo de la experiencia, los aviones comunes que ocupan los nidos 1, 2 y 3 deberían trabajar en posteriores días para mejorar las entradas a sus nidos. Lo cierto es que, de los nidos citados, sólo la pareja del nido 1 ha trabajado intensamente durante dos días para mejorar dicha entrada al nido, creando un refuerzo protector en la boca de entrada.

Trabajos de reforzamiento en el nido 1.

Curiosamente los aviones ocupantes de los nidos 2, 3 y 4 no han realizado trabajo alguno sobre dichos nidos, pero sus llegadas a los nidos son casi sincronizadas con los aviones del nido 1, por lo que aparte de comer con sus aviones vecinos, también han debido ver que realizan las reparaciones, nuevamente sobre una hipótesis más humana.

No se puede saber si los ocupantes del nido 1 son adultos con más experiencia y por lo tanto con conocimientos adquiridos anteriores, pero no deja de ser curioso que los ocupantes del nido 2, que asistieron a la muerte por parte de la urraca del avión del nido 3, no realicen trabajos de refuerzo de una entrada claramente debilitada. Quizás no sea relevante y prioricen la búsqueda de alimento sobre los trabajos en el nido.

La naturaleza no deja de sorprendernos, seguiremos realizando nuestro seguimiento de estos dos nidos para ver cómo progresan.

Una respuesta a “¿Reparo o no reparo mi casa?

  1. Tras un nuevo ataque a los nidos del día 21-5-2020, se observa el abandono de los nidos 2 y 3, aunque en ocasiones llega algún Avión común y los revisan, es anecdótico.
    Por el contrario la mayoría de los movimientos son sobre el nido 1, que aun habiendo sido atacado también el día 21, anota numerosas visitas de la pareja. Se producen visitas curiosas de otras especies como en años anteriores, la última del Estornino negro. https://www.inaturalist.org/observations/47271828 https://www.inaturalist.org/observations/47271827 https://www.inaturalist.org/observations/47271825

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s