Escarabajo pipa, tímido ‘serrano’


El escarabajo pipa es un endemismo de la Sierra de Guadarrama, por lo que no se encuentra en ningún otro lugar del mundo

Especiario
Por Diego Gil Muñoz
Pertenece al subgénero Iberodorcadion en el que todos sus integrantes son endemismos de la península Ibérica. Su ámbito de distribución es muy reducido, al no poseer alas su territorio se ve limitado por los valles y cordilleras, que suponen una barrera infranqueable para su expansión por nuevos territorios.

Escarabajo pipa. Foto: Jorge Martínez Huelves (animalandia.educa.madrid.org)

Descripción
Su aspecto recuerda a una pipa de girasol con marcas blancas sobre fondo de color negro. De tamaño mediano, tiene una longitud de unos 1,5 cm y forma ovalada. Las antenas y las patas son negras, relativamente cortas las últimas para un escarabajo.

Alimentación
La alimentación es herbívora; durante la fase larvaria se alimenta de las raíces de plantas, principalmente gramíneas. Cuando alcanzan la edad adulta se nutren de los tallos de las mismas plantas.

El escarabajo pipa, al no poseer alas, ve su territorio limitado por los valles y cordilleras

Hábitat
Su hábitat predilecto es todo aquel donde crezcan y prosperen las gramíneas, su fuente de alimentación. Así prefiere las llanuras, vegas, prados y riberas. Adaptado a la vida en la montaña, busca las zonas con más humedad y por lo tanto con la hierba más verde y jugosa.

Reproducción
La reproducción comienza con los machos vagando en busca de las hembras por los prados. La reproducción es quizá el último y más importante de sus objetivos vitales. Después del apareamiento, la hembra realiza un corte con las mandíbulas en los tallos de las gramíneas para posteriormente depositar dentro los huevos con su oviscapto.

Escarabajo pipa. Foto: Jorge Martínez Huelves (animalandia.educa.madrid.org)

Curiosidades
Las hembras no se separan de la zona donde nacieron y se alimentaron siendo larvas. Buscan piedras o se semientierran para buscar refugio cada noche, sin alejarse jamás de dicha zona. Además, pueden pasar hasta dos años en fase larvaria, realizando varias mudas, mientras que como adultos sólo viven los meses de primavera y verano.

Pueden pasar hasta dos años en fase larvaria, realizando varias mudas

Tiene múltiples depredadores como reptiles, aves, pequeños mamíferos e incluso otros artrópodos, aunque la principal amenaza para su conservación viene de la mano del hombre al abrir nuevas zonas para la agricultura o la construcción de nuevas urbanizaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s