Luis Rosales, el poeta de Cercedilla


El autor de ‘La casa encendida’, escribió en el municipio enclavado en la Sierra de Guadarrama gran parte de su obra poética 

Milenaria
Por Jaime Sanz Burdiel
Luis Rosales (Granada, 21 de mayo de 1910-Madrid, 24 de octubre de 1992) se ha convertido en uno de los poetas más queridos en el entorno guadarramista, su pasión por la Sierra de Guadarrama y por Cercedilla, donde veraneó desde 1961, quedó más que patente en su obra poética.

Luis Rosales.

Perteneciente a la Generación del 36, miembro de la Real Academia Española, ganador del Premio Nacional de Poesía y del Premio Cervantes en 1982, y perseguido durante toda su vida por la sombra de la muerte de su amigo Federico García Lorca; Luis Rosales publica en 1949 la primera versión de La casa encendida, su obra más loada por la crítica.

Los caminantes del Guadarrama conocerán el Mirador-Posada, situado en el Valle de la Fuenfría, a escasos kilómetros del Mirador de la Reina y del Puerto de la Fuenfría. En dicho mirador, se pueden encontrar algunos versos del poeta de Cercedilla que, en el presente artículo, expondremos en su totalidad:

Testamento

Las noches de Cercedilla
Las llevo en mi soledad,
Y son la última linde
Que yo quisiera mirar.
Quisiera morir un día
Mirando este cielo, y dar
Mi cuerpo a esta tierra que
Me ha dado libertad.
Quisiera morir un día
Y ser tierra que pisar,
Tierra en la tierra que sueño
Ya para siempre jamás.

A continuación, despedimos el artículo con uno de los mejores poemas de Luis Rosales “Porque todo es igual y tú lo sabes”, mensaje que se puede extrapolar a los amantes del Guadarrama; por favor, intentemos dejar la naturaleza tal y como la encontramos y que todo siga igual, y que siga siendo rincón de paz, de soledad, de tranquilidad y armonía con la naturaleza.

Porque todo es igual y tú lo sabes 

Porque todo es igual y tú lo sabes,
has llegado a tu casa y has cerrado la puerta
con aquel mismo gesto con que se tira un día,
con que se quita la hoja atrasada al calendario
cuando todo es igual y tú lo sabes.
Has llegado a tu casa,
y, al entrar,
has sentido la extrañeza de tus pasos
que estaban ya sonando en el pasillo antes de que llegaras,
y encendiste la luz, para volver a comprobar
que todas las cosas están exactamente colocadas, como estarán dentro de un año,
y después,
te has bañado, respetuosa y tristemente, lo mismo que un suicida,
y has mirado tus libros como miran los árboles sus hojas,
y te has sentido solo,
humanamente solo,
definitivamente solo porque todo es igual y tú lo sabes.

El municipio de Cercedilla a los pies de Siete Picos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s