La nutria vuelve al Manzanares y Guadarrama


Se trata, sin duda, de una excelente noticia que, a buen seguro, en los próximos años nos dará más satisfacciones

el Mirador
Por Carlos Sunyer, biólogo y naturalista
Varios estudios de la década de los 70 avisaron de que la nutria estaba desapareciendo rápidamente, lo que posteriormente fue confirmado en el primer muestreo nacional de nutria de 1984. La situación en la Comunidad de Madrid no podía ser más desoladora, estaba ausente en la mayoría de los ríos en donde había sido citada a mediados de los 60: Alberche, Perales, Aulencia, Guadarrama, alto Manzanares, Henares, Tajo, Tajuña, etc., tan solo quedaban nutrias en el Lozoya y en un tramo del Jarama.

Excrementos de nutria localizados en un embalse de la Sierra de Guadarrama. Foto: Carlos Sunyer.

Su desaparición entonces fue principalmente achacada a la contaminación, y es que como consecuencia del intenso desarrollo de los años 60 y 70 los ríos de Madrid funcionaban como verdaderas alcantarillas, pues apenas había depuradoras. El colector final de todo ello era el Tajo, por lo que no había rastros de nutria en un tramo de 230 kilómetros, entre Tielmes y Malpica de Tajo, en donde el río daba signos de una cierta recuperación.

“En años 60 y 70 los ríos de Madrid funcionaban como verdaderas alcantarillas, pues apenas había depuradoras”

En 1994 y 2004 se repitió el sondeo nacional y los resultados fueron alentadores, la nutria se estaba recuperando en la mayor parte del país. En la Comunidad de Madrid ya estaba presente en todas las grandes cuencas, pero continuaba ausente en los ríos Guadarrama y Manzanares, precisamente dos de los grandes receptores de las aguas residuales.

Un artículo publicado en el número de octubre de revista Quercus relata en detalle su recuperación. En 2010 se encontraron excrementos de nutria en un abrevadero de las dehesas de El Escorial y seguidamente se descubrió que había regresado al Guadarrama. Un muestreo realizado en 2015 ha revelado que la nutria no sólo ha vuelto a recorrer todo el río Guadarrama, desde la Fuenfría hasta su desembocadura en el Tajo, si no también el Aulencia y el Manzanares. Sin embargo, en este último continua ausente en el tramo comprendido entre el Puente de los Franceses y aguas debajo de Perales del Río.

“En 2010 se encontraron excrementos de nutria en El Escorial y seguidamente se descubrió que había regresado al Guadarrama”

Río Manzanares a su paso bajo la A6. Foto: Carlos Sunyer.

En este caso la recuperación de la nutria no puede achacarse a los esfuerzos de la administración, pues apenas ha prestado interés por la especie, si no a otros factores. Aunque queda mucho por hacer en relación con la depuración de aguas residuales, lo cierto es que la contaminación de nuestros ríos se ha reducido considerablemente en los últimos años, lo que ha permitido su recolonización por parte de peces y otras presas potenciales de la nutria. Por otro lado, la paulatina disminución de las actividades agropecuarias ha permitido la recuperación de la vegetación riparia y, en especial, de los bosques de galería, que dan cobijo a la nutria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s