Leopoldo Panero y el Guadarrama (y II)

leopoldo-panero-torbado
Continuamos con la poesía guadarramista del poeta leonés, esta vez nos adentramos en el tono más intimista de Panero

Milenaria
Por Jaime Sanz Burdiel

Este mes continuamos con el poeta leonés Leopoldo Panero. La poesía del escritor fue evolucionando a lo largo de su vida. En sus comienzos poéticos, sus versos estaban escritos bajo la influencia de la Generación del ’27 y de vanguardias como el dadaísmo y el surrealismo, además del verso libre. Fue después de la Guerra Civil cuando Panero encontró su propia voz poética, reflejando como pocos la poesía de posguerra, convirtiéndose de esta manera en uno de los poetas más valorados de la España del momento.

Es interesante observar que el amor que siente el escritor por la Sierra de Guadarrama, como sucede con tantos otros, ni se ciñe ni se refleja exclusivamente en un único poemario. Este sentimiento, al contrario que su estilo poético, es constante. En esta ocasión, rescatamos ‘Camino de Guadarrama’ del poemario Escrito a cada instante, publicado en 1949.

Cumbres de la Sierra de Guadarrama.

Cumbres de la Sierra de Guadarrama.

Camino de Guadarrama

Camino de Guadarrama
nieve fina de febrero,
y a la orilla de la tarde
el pino verde en el viento.
¡Nieve delgada del monte,
rodada en los ventisqueros;
mi amiga, mi dulce amiga,
te ve con sus ojos negros!
Te ve con sus ojos claros;
te ve como yo te veo,
camino del Guadarrama,
siempre tan cerca y tan lejos.
Camino del Guadarrama,
la flor azul del romero
y en la penumbra del bosque
las aguas claras corriendo.
¡Las aguas claras un día
se volvieron turbias luego,
y el viento cortó los tallos
silenciosos del recuerdo!
Camino del Guadarrama,
camino largo del sueño,
entre el frescor de la nieve
te busco, mas no te encuentro.
El viento cortó los tallos
de la esperanza en silencio,
y van mis pies caminando
sin encontrar el sendero.
Camino del Guadarrama,
la triste altura del cielo,
y entre el rumor de las hojas
la soledad en mi pecho.
¡El viento cortó los tallos
y brota tu aroma dentro!
Camino del Guadarrama
tengo esta pena que tengo.

Bosque de la Sierra de Guadarrama cubierto por la nieve.

Bosque de la Sierra de Guadarrama cubierto por la nieve.

Me gustaría finalizar esta sucinta incursión en la poesía guadarramista de Panero con un poema muy especial titulado ‘Sola tú’. Los versos del poeta reflejan a la perfección esa dulce soledad que parece encontrarse solamente en la cima de las montañas, esa soledad que invita a la hermosa reflexión melancólica.

Sola tú

Sola tú junto a mí, junto a mi pecho;
sólo tu corazón, tu mano sola,
me lleva al caminar; tus ojos solos
traen un poco de luz hasta la sombra
del recuerdo; ¡qué dulce,
qué alegre nuestro adiós! El cielo es rosa
y es verde el encinar, y estamos muertos,
juntos los dos, en mi memoria sola.
Sola tú junto a mí, junto al olvido,
allá donde la nieve silenciosa
del alto Guadarrama, entre los pinos,
de rodillas te toca.
Estamos solos para siempre; estamos
detrás del corazón, de la memoria,
del viento, de la luz, de las palabras,
juntos los dos sobre la nieve sola.

Peñalara, Sierra de Guadarrama.

Peñalara, Sierra de Guadarrama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s