El desencanto, la artificialidad y la masificación tiñen la imagen del Parque Nacional

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Analizamos tres cuestiones en torno al espacio protegido que necesitan una solución urgente

Opinión de El Guadarramista
Por Jonathan Gil Muñoz (Director)
En las últimas semanas han salido a relucir algunos de los graves problemas que padece el Parque Nacional. El primero es la indiferencia hacia este espacio protegido que cunde en los vecinos de los pueblos que han quedado incluidos o en la periferia del Parque; otro, es el problema ambiental que subyace bajo la anunciada reducción de la cabra montés y el último tiene que ver con el turismo de masas que se está impulsando.

Cabra montés.Que el Parque Nacional está trayendo poco o nulo beneficio a los pueblos afectados tiene su repercusión más tanto en la conservación del espacio protegido como en la economía rural. Si los habitantes de la Sierra no creen suyo el Parque Nacional y no ven que su creación trae consigo beneficios tangibles es que algo va bien. Y es que no se ha ‘indemnizado’ a los municipios por renunciar a aquellas prácticas que se venían realizando, algo muy prometido y que todavía no ha llegado.

“Si los habitantes de la Sierra no creen suyo el Parque Nacional es que algo va mal”

Luego viene la ‘caza controlada’ de la cabra montés. La población de este ungulado ha crecido tanto desde que fuera reintroducido que representa una amenaza para la flora del Parque Nacional. Es un problema que no se ha atajado a tiempo y que en realidad esconde otro de fondo: la falta de un depredador que controle su número, es decir el lobo. Un ecosistema que se pretende equilibrar artificialmente; un parche válido por un tiempo  hasta que otra vez se dispare el número de la cabra montés.

“El problema de la cabra montés esconde otro, la falta de un depredador como el lobo”

El rally discurrirá por lugares del alto valor medioambiental.Y por último tenemos la masificación del Parque Nacional. La razón de ser del Parque no es otra que la conservación de sus espacios naturales, a pesar de ello lo que se fomenta es convertirlo en otro Retiro o en un circuito de rallys. Pues no, no es ese el camino. Lo que se debe hacer es, además de ampliar la zona de máxima protección del Parque, es controlar el número de visitantes. Esa política de fomento del ‘consumismo de la Naturaleza’, es el mayor de los problemas para el Parque.

Una respuesta a “El desencanto, la artificialidad y la masificación tiñen la imagen del Parque Nacional

  1. Estoy de acuerdo con el articulo y sobre todo en las masificaciones que estamos sufriendo este verano del 2015.
    En el pueblo de Rascfria los fines de semana tenemos atascada la carretera M-604 por la masificación de gente que vienen a las presilla, teniendo que intervenir la Guardia Civil, en varias ocasiones.
    Este tipo de turismo no deja ningún beneficio al pueblo, por no comprar no compran ni la barra de pan, eso si dejan todo el entrono natural lleno de basuras y pintadas que nunca habíamos tenido.
    Desde este medio que me brinda la oportunidad de manifestarme, propongo a las autoridades que regulen estos espacios naturales de alguna forma y pongo como ejemplo el Hayedo de Montero de la Sierra, paraje natural protegido, regulado y respetado, que genera un turismo verde de calidad, respetuoso con el medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s