Jabalí, el todo terreno acorazado

Poblador de los encinares del Guadarrama, podemos encontrarle por la noche en los parques de los municipios serranos

`Especiario´
Por Diego Gil Muñoz

Especie de una gran difusión mundial, en la mayor parte del territorio aparece como especie autóctona, aunque en muchas zonas ha sido introducido artificialmente. Dicha introducción se ha llevado a cabo tanto en territorio español como en otros países (Argentina, Canadá, etc.). En la Península Ibérica existen dos subespecies, diferenciadas entre sí únicamente por el pelaje. 

Descripción

Mamífero provisto de cabeza alargada, con unos ojos muy pequeños. Poseen un grueso cuello y unas patas muy cortas, acentuando su aspecto rechoncho. Tiene mala vista aunque lo compensa con un desarrollado sentido del olfato, el cual le permite descubrir alimento enterrado bajo tierra, así como posibles enemigos a más de 100 metros de distancia. También su oído está muy desarrollado. Sus pelos son largos y negros (entre 10 y 15 cm), cambiándolo entre los meses de mayo y junio por otro más corto.

Hábitat

Muy adaptable a todo tipo de hábitat, con el único requisito de que exista cubierta vegetal. Sus hábitats predilectos son los encinares (les encantan las bellotas) y los bosques caducifolios. Siempre vinculado a charcas, pozas y humedales donde poder revolcarse en el barro, se adapta también a zonas agrícolas, e incluso zonas de media y alta montaña. Debido a su largo pelaje y dura piel permanece en estos hábitats, a pesar de la nieve y el frío.

Reproducción

El jabalí es de comportamiento muy sociable, no territoriales, se mueve en grupos matriarcales, formados por hembras y sus crías. La jabalina de más edad y tamaño dirige el grupo. En las cercanías del mismo se mueven los jóvenes de un año, bermejos.

La jabalina de más edad y tamaño dirige el grupo

Los machos adultos suelen ser solitarios, excepto en el periodo de celo, que va de noviembre a enero. En este periodo se dedica a buscar una hembra receptiva, de una manera tan intensa que se olvida hasta de alimentarse. Cuando encuentra un grupo matriarcal, empieza expulsando a los machos jóvenes, alejando así a posibles competidores. En caso necesario luchará con los posibles rivales, en ocasiones de forma violenta en peleas a colmilladas. Si vence el premio será la conquista de dos o tres jabalinas, en ocasiones hasta ocho.

Curiosidades

Los baños de barro, que tanto gustan a los jabalís, les sirven para desprenderse de parásitos, así como de termorregulador, pues los jabalís no tiene glándulas sudoríparas, por tenerlas atrofiadas. De hábitos nocturnos, por el día permanecen en lugares seguros, al anochecer comienzan a moverse, llegando a recorrer distancias de más de 14 km al trote.

Al anochecer comienzan a moverse, llegando a recorrer distancias de más de 14 km

El diformismo sexual está poco acentuado, se pueden distinguir los dos sexos por la presencia, únicamente en los machos, de varios incisivos que salen de la boca y que lo confieren un aspecto amenazador, siendo una temible arma defensiva.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s