Cuestionando la “catadura moral” en Navas del Rey

Asociaciones ecologistas critican la persecución dirigida desde el Ayuntamiento de Navas del Rey contra sus acciones de reforestación del municipio

P. Esteban/. Algo no funciona en Navas del Rey. La protección del Medio Ambiente no se encuentra entre las prioridades que se ha marcado el Ejecutivo de esta localidad, dirigido por Jesús María Teresa (PP). Así, la asociación ecologista Globalízate ha criticado la “cuestionable catadura moral” del alcalde, ya que evita plantaciones en la M-501 mientras “los prostíbulos han prosperado en su localidad”.

Globalízate asegura que en noviembre de 2008, miembros de su organización y de la asociación ARBA se personaron en Navas del Rey para realizar una repoblación forestal en la M-501 con la intención de regenerar la zona con especies autóctonas de árboles “tras el ilegal desdoblamiento de la Carretera de los pantanos” y llamar la atención sobre la creación de nuevas autovías y su impacto en el cambio climático.

Otras prioridades

Esta repoblación, sin embargo, no se llevó a cabo debido a que varios miembros de la Guardia Civil no se lo permitieron por orden, presuntamente, del Consistorio de Navas del Rey. Al final, se procedió a la repoblación en un antiguo vertedero de la localidad de Pelayos de la Presa, con el consentimiento previo de su alcalde, Herminio Cercas (PP).

Se han extendido los prostíbulos hasta el punto que se denomina a la localidad como ‘la ciudad del placer». Dichos prostíbulos son lugares donde en muchas ocasiones se explota a las mujeres y el alcalde no ha sido tan contundente con ellos como lo fue con nosotros, tratándonos como delincuentes. Todavía estamos esperando que nos pida disculpas”, indican desde Globalízate.

Noticia relacionada:
El tiempo confirma el éxito de una reforestación en Pelayos

Deja un comentario