Modelización de la distribución de áreas de actividad de murciélagos para su conservación en una cordillera mediterránea

Sin título
Los resultados muestran que las mejores áreas de actividad de murciélagos se encuentran en el piedemonte de las montañas de la Sierra de Guadarrama

el Mirador
Por Elena Tena López. Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Complutense de Madrid
Según estudios del biólogo Jan Zukal, los murciélagos son los segundos mamíferos más ricos en especies con aproximadamente 1.400 especies distribuidas por todo el planeta. Esta diversidad taxonómica convierte al grupo en un objetivo interesante de conservación, especialmente porque, según diferentes expertos, se ven cada vez más afectados por el efecto generalizado de la pérdida de hábitat, los pesticidas, los parques eólicos y la alteración de las áreas de descanso.

En este contexto, para su conservación se hace necesario conocer la ubicación y proteger las áreas adecuadas para estos mamíferos como, por ejemplo, los sitios de descanso y las áreas de alimentación. Sin embargo, los estudios diseñados para detectar las áreas más importantes para la conservación de murciélagos son aún escasos, debido, principalmente, a la dificultad para muestrear la distribución de estos animales nocturnos.

Gracias al desarrollo metodológico de la bioacústica, podemos mapear la presencia de murciélagos activos en grandes áreas. En el estudio realizado, utilizamos detectores de murciélagos para muestrear la distribución de la actividad de los murciélagos en el centro de España. Esta área de estudio se encuentra bajo los efectos medioambientales de la Sierra de Guadarrama y la invasión urbanística de la ciudad de Madrid.

“Gracias al desarrollo metodológico de la bioacústica, podemos mapear la presencia de murciélagos activos en grandes áreas”

Los murciélagos en el Guadarrama
Los picos de la Sierra de Guadarrama oscilan entre los 600 y los 2.400 m y están cubiertos por una sucesión altitudinal de campos de cereales (en su mayoría gestionados como campos de pasto para la ganadería extensiva), matorrales y bosques de encinas en el piedemonte (menos de 1.000 m), hasta bosques de pino silvestre, retama y matorrales en las partes altas de las montañas (por encima de 1.400 m). Los bosques de fresno común, intercalados con prados, se localizan en los valles húmedos dentro de esta cordillera.

Nyctalus leisleri. Foto: Elena Tena.

La mayoría de las tierras altas de la Sierra de Guadarrama (por encima de los 1.700 m) fueron designadas Parque Nacional en 2013. Asimismo, el piedemonte circundante ha sido cubierto por una extensa red de áreas de protección y reservas, resultantes de diferentes directivas de la UE. Por otro lado, una gran parte de la región está densamente poblada por humanos (6,5 millones de habitantes en el año 2000) y ocupada por una densa red de infraestructuras (carreteras, ferrocarriles, líneas eléctricas) y áreas residenciales.

Por todo lo anterior, las presencias proporcionadas por los detectores se utilizaron para generar modelos de distribución de especies cuyas capas resultantes se organizaron para detectar las áreas más adecuadas para los índices de riqueza y rareza de murciélagos. Realizamos un gap análisis para explorar si las áreas más comúnmente utilizadas por los murciélagos estaban cubiertas por la red actual de áreas protegidas.

Los resultados mostraron que las mejores áreas de alta actividad de murciélagos se encuentran en el piedemonte de las montañas y que la mayoría de estas áreas se superponen con la red existente de áreas protegidas.

“Las presencias proporcionadas por los detectores se utilizaron para generar modelos de distribución de las especies que habitan en la Sierra de Guadarrama”

Las mejores áreas para murciélagos excluyeron las áreas más urbanizadas y dentro de un mismo gradiente urbano, las áreas protegidas tendieron a ubicarse dentro de los mejores sitios para la conservación. Estos resultados sugieren que los murciélagos se benefician actualmente de una red de áreas protegidas inicialmente destinadas a proteger las aves y los hábitats (Natura 2000). Además, el monitoreo de áreas de alta actividad de murciélagos podría complementar la protección de los refugios en la conservación de los murciélagos en su conjunto.

El artículo completo puede consultarse aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s