Madrid se compromete a crear un grupo de trabajo para estudiar el cierre de Valdemingómez

El Ayuntamiento de la capital está elaborando las condiciones de un contrato para la redacción de la nueva estrategia de residuos de la ciudad 

Redacción/. Borja Carabante, concejal delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid se comprometió a constituir un grupo de trabajo con asociaciones vecinales y ecologistas sobre la gestión de residuos del municipio, con el fin de avanzar, de manera dialogada, en cuestiones hoy centrales como el cierre de la incineradora de Valdemingómez o la nueva estrategia de residuos del municipio.

Incineradora de Valdemigómez.

Un compromiso que hizo público durante la reunión por videoconferencia que mantuvo ayer con representantes de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), el Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA) y Ecologistas en Acción. Estas tres organizaciones forman la Mesa de Trabajo por el Cierre de la Incineradora de Valdemingómez, que hace unos días había solicitado el encuentro ante la finalización del actual contrato de gestión de la instalación, previsto para el próximo mes de junio.

Una vez más, FRAVM, GRAMA y Ecologistas en Acción defendieron la clausura definitiva de la incineradora en 2025, tal y como aparece en la ‘Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos 2018-2022’ que fue aprobada por el anterior Equipo de Gobierno madrileño en mayo de 2019, una demanda histórica de los movimientos ecologista y vecinal de la región. “Lamentablemente, la Comunidad de Madrid ha bloqueado en los tribunales este documento, a pesar de que suponía un gran avance para la ciudad de Madrid, y el consistorio capitalino, en vez de defenderlo, ha optado por elaborar uno nuevo”, señalan las ONG.

FRAVM, GRAMA y Ecologistas en Acción defendieron durante la reunión la clausura definitiva de la incineradora en 2025

Durante el encuentro, Carabante y su equipo no se comprometieron a seguir el plan de cierre que establece la estrategia hoy anulada, es decir, a reducir las emisiones de la incineradora en un 50% en 2023 para clausurarla dos años después, pero tampoco se opusieron en rotundo a cumplir estos objetivos, lo que ha generado en la Mesa de Trabajo por el Cierre de la Incineradora ciertas esperanzas. “Pensamos que aún tenemos margen de negociación, veremos lo que sucede cuando nos presenten el pliego del nuevo contrato“, han comentado sus representantes al término del encuentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s