Drosera rotundifolia, abrazo letal


La drosera o rocío de sol fue estudiada por Charles Darwin que quedó fascinado por el sutil movimiento de la planta para capturar insectos 

Especiario
Por Diego Gil Muñoz
Su nombre deriva del griego drosos que significa rocío, debido a las secreciones en forma de gotitas pegajosas que segregan sus pelillos. El apellido rotundifolia viene por la forma redondeada de sus hojas. Vive en las regiones templadas de Europa (incluida la Sierra de Guadarrama), Asia y América del Norte, llegando en su distribución hasta la isla de Japón.

Droseras rotundifolias en una turbera. Foto: H. Zell.

Descripción
Puede alcanzar una altura de 20 cm. Las hojas nacen de una base central y están recubiertas de pelillos rojos muy pegajosos y con gotas de jugo dulzón. Los pelillos contienen enzimas que digieren a sus víctimas. Pueden florecer en verano, sus flores son blancas y generarán gran cantidad de semillas.

Se alimenta de pequeños insectos que son atraídos por su color rojo intenso

Alimentación
Se alimenta de pequeños insectos que son atraídos por su color rojo intenso y por las gotas dulces. Cuando la planta siente que un insecto se ha posado sobre ella, comienza a segregar más y más gotitas hasta asfixiar a su presa. De esta manera absorbe los líquidos corporales de su víctima, obteniendo así el valioso nitrógeno tan escaso en los terrenos en los que crece.

Hábitat
En la Sierra del Guadarrama crece a partir de los 1.400 metros de altitud hasta más allá de los 2.000 metros. Ocupa los hábitats más soleados y con más humedad, como las ciénegas, terrenos pantanosos y turberas. Para resistir el frío invernal, la planta se ‘encoge’ sobre sí misma y así no se congela.

Drosera rotundifolia hibernando. Foto: Michal Rubeš.

Reproducción
Se puede reproducir de varias maneras aunque la más frecuente es mediante semillas. Puede autopolinizarse; de las flores salen gran cantidad de semillas de pequeño tamaño que con la elevada humedad de su entorno podrán germinar.

 

En la Sierra del Guadarrama crece a partir de los 1.400 metros de altitud

Curiosidades
A lo largo de la historia el ser humano ha aprovechado esta planta en su beneficio de diferentes maneras. Si bien en la Edad Media los alquimistas intentaron, sin éxito, conseguir oro, en la actualidad se usa ampliamente en las industrias farmacéutica y cosmética.

Produce unas pequeñas flores blancas en los meses de verano pero es una floración efímera, tanto que sólo dura un día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s