Las aves carroñeras, víctimas de la ‘ecología’

Buitre leonado devorando el cadaver de una oveja.S. Gallardo/. Aves protegidas y de gran tamaño yacen con demasiada frecuencia a los pies de los molinos eólicos. Así ha quedado demostrado por el Colectivo Azálvaro en la celebración del Día Eólico. Según las denuncias presentadas por la ONG, las aves necrófagas tienden a desplazarse a las zonas con grandes vertederos desde hace años. Para llegar a estos ‘comedores’, como lo es el CTR Ávila-Norte, estas especies han desplazado sus rutas con un desenlace fatídico no sólo para ellas sino para los ecosistemas.

El Colectivo Azálvaro ha insistido en que estas aves son las encargadas del último reciclado de los nutrientes, y entre otras medidas, una razón muy importante para elegir mejor la ubicación de los gigantes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s