Recortes de memoria

La actitud que mantiene la Comunidad para con el medio ambiente regional no deja de ser, cuando menos, contradictoria 

`Opinión de EL GUADARRAMISTA´
Por Pablo Esteban (Subdirector)

Estamos viviendo unos meses que nos retrotraen a nuestra época de estudiantes. Más concretamente a las clases de manualidades que nos impartían en el colegio, en donde no podían faltar unas buenas tijeras con las que recortar todo lo que pasara por nuestro pupitre. El Gobierno central reduce los derechos laborales y sociales de los ciudadanos, con decretos y leyes, mientras que el Gobierno regional recorta su memoria, con continuas medidas contradictorias

La primera de ellas tiene que ver con un incomprensible doble rasero sobre las sendas y caminos históricos y naturales. Así, el Ejecutivo de la Comunidad ha puesto en marcha un plan la mejora del acondicionamiento de los tramos del Camino de Santiago que transcurre por territorio madrileño. Hasta aquí, ninguna pega. Lo cuestionable llega cuando ese mismo Gobierno ha permitido que en los últimos meses varios caminos históricos en la región hayan sido cortados ilegalmente -o pretendan serlo- por los presuntos propietarios de las fincas colindantes.

Es  incomprensible el doble rasero sobre las sendas y caminos históricos y naturales

Lista eterna                                                                                                   No son pocos los ejemplos de polémicas a este respecto. Bien lo sabe una de las organizaciones que más está haciendo por la supervivencia de este tipo de sendas, la Sociedad Caminera del Real de Manzanares. El Chaparral en Los Molinos, La Isabela en Las Rozas, El Pardillo en Torrelodones, Romanillos en Majadahonda… La lista de casos es eterna, como el olvido de la Administración madrileña por ellos.

El Camino de Santiago, sí, ¿por qué estos no, señora Aguirre? Quizá la repercusión mediática no es la misma, pero el derecho y la tradición sí lo son. Todo ello, sin mencionar la permisividad gubernamental con que se está asumiendo la urbanización desproporcionada que amenaza la integridad de estos caminos. Pero claro, al no ser la famosa ruta que concluye en Compostela la concernida, las autoridades prefieren mirar hacia otro lado.

Discordancia ornitológica                                                                            La incoherencia llega también a la Puerta del Sol a través de otra vía. Resulta que el Gobierno regional se ha percatado -más vale tarde que nunca- que los entornos naturales de la Comunidad de Madrid son un escenario ideal para el avistamiento de aves, práctica de turismo de naturaleza muy difundida entre viajeros. En este sentido, ha decidido crear la primera red de rutas para la observación de aves de la región, instalando 100 puestos de observación que facilitarán el registro fotográfico y sonoro para potenciar el turismo de naturaleza y el respeto al medio ambiente.

Se trata de una medida interesante, siempre y cuando no altere la convivencia en la biodiversidad. Lo incompresible de su adopción reside en que este mismo Ejecutivo que promueve las rutas ornitológicas, está frustrando las expectativas de descontaminación de la laguna tóxica de aceite de Arganda del Rey, con lo que ello supone para la supervivencia de las aves, según aseguran varias asociaciones ecológicas. Ana Isabel Mariño, consejera de Medio Ambiente, no se termina de decantar por ninguno de los proyectos de descontaminación. Fomento y Pasividad. Inconcebible.

La Comunidad frustra las expectativas de descontaminación de la laguna tóxica

El de los caminos y las aves son solo dos ejemplos de la incoherencia en la que vive el Gobierno de Esperanza Aguirre. Hay muchos otros: los estragos que la especulación está causando en las vías pecuarias, la falta de financiación a los centros de acogida de animales, la escasa dedicación a la prevención de incendios forestales… Los recortes han tomado las calles. Han llegado hasta la memoria de nuestros gobernantes. La cuestión es si ha arribado también a la de los ciudadanos.

Pablo Esteban Mata
(Subdirector)
p.e.elguadarramista@gmail.com

El Guadarramista

Una respuesta a “Recortes de memoria

  1. Adolfo Rodríguez

    Por no hablar de la máxima de las incoherencias, la carta blanca para construir en cualquier punto de la Comunidad de Madrid, sea espacio protegido o no.
    Esta medida condena a la Naturaleza madrileña a una total desprotección. Tira por tierra los pequeños avances en esa materia proporcionando a los propietarios del terreno un mecanismo perfecto para llevar a cabo sus planes de especulación urbanística.
    La Naturaleza en manos de la codicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s