El kit del fotógrafo

Este mes vamos a hablar de las `herramientas´ más importantes para el que quera iniciarse en el mundo de la fotografía de naturaleza

`Instantes´
Por Mar Pinillos y David Martín
www.tenadadelmonte.es    info@tenadadelmonte.es

En primer lugar, lógicamente, un fotógrafo no sería tal sin una cámara. Trataremos sobre los tipos de cámaras digitales existentes en la actualidad en el mercado: las compactas y ultracompactas, las `bridge´, las semireflex o `Evil´ y las réflex. Nuestra elección dependerá, sobretodo, de dos factores: el precio que estemos dispuestos a pagar y del nivel de profundización al que queramos llegar en el mundo de la fotografía.

Por ejemplo, en nuestro caso comenzamos por una cámara compacta avanzada o `bridge´ y luego nos pasamos a una cámara réflex. Creemos que es la mejor opción, comenzar con algo más sencillo y luego, si te enganchas y quieres conocer, experimentar y perfeccionar, pasarte a una cámara más compleja.

            

Tipos de cámaras, pros y contras                                                            Las cámaras compactas y ultracompactas suelen tener unos precios más económicos, son pequeñas y más sencillas en cuanto a prestaciones. Esto no quiere decir que las fotos que se hagan con estas cámaras sean de baja calidad. Son discretas, ya que no ocupan mucho espacio, rápidas y ligeras, permitiendo una básica configuración de determinados parámetros. En cuanto a los contras, no es posible añadir nuevos objetivos y las ópticas no tienen la calidad de otros tipos de cámara.

Un tipo especial de cámara compacta son las denominadas `bridge´, muy interesantes para aquellos que quieran introducirse en este mundo. Combinan el manejo de una cámara réflex con un precio cercano al de las compactas. Son más baratas que las réflex, permiten hacer fotos analizando distintas configuraciones, la óptica es mejor que la de las compactas y suelen incorporar zooms potentes (unos 12x). En cuanto a los inconvenientes, son más caras y algo más grandes que las compactas, no tienen objetivos intercambiables y el visor que suelen llevar no es comparable al de una réflex.

Las `bridge´ combinan el manejo de una cámara réflex con un precio cercano al de las compactas

Recientemente se han incorporado al mercado las llamadas cámaras `Evil´ o semireflex. Se llaman así porque cuentan con objetivos intercambiables como las réflex aunque carecen del espejo que incorporan éstas. Son más baratas, ligeras y menos voluminosas que las réflex, aunque la velocidad de enfoque y la cantidad de accesorios disponibles de momento es menor. El precio puede rondar al de una cámara `bridge´.

Por último, tenemos las cámaras réflex, las más complejas y también más caras, pero que se ve compensado por su flexibilidad y calidad de la imagen final. Destacan entre sus ventajas una óptica superior, mayor calidad de las fotografías tomadas y la máxima flexibilidad a la hora de elegir los parámetros de una foto. Por otro lado, la existencia de objetivos intercambiables de todo tipo (macros, teleobjetivos, zoom,etc.) hacen que se pueda hacer cualquier foto que esté en la mente del fotógrafo. Además, el visor réflex permite ver con total precisión las escenas a fotografiar.

Las réflex ofrecen una óptica superior, mayor calidad de las fotografías tomadas

Sin duda alguna, los mayores contras son el precio, el peso y el tamaño, superiores al resto de las cámaras citadas anteriormente. Su uso requiere, además, un conocimiento relativamente profundo de los fundamentos de la fotografía. Suele ser necesario mirar por el visor para hacer las fotos, excepto en los modelos más avanzados.

La compra del kit                                                                                                              Después de nuestra elección, que muchas veces no es fácil y, dependiendo del tipo de cámara, será necesario comprar una mochila o bolsa para llevar el equipo para protegerle del polvo, suciedad, lluvia…, así como un trípode adaptado a las necesidades y características de la cámara. Este último accesorio puede ser prescindible, ya que su usó está en función del pulso o `tembleque´ de nuestras manos, así como del tipo de fotografías que queramos tomar. Puede ser más útil en la fotografía de flora o de insectos o también dentro de un hide en los que podemos espiar a los animales sin ser vistos, pero es más bien un incordio si vamos en marcha y haciendo fotos a una en movimiento.

Otro elemento importante en el kit del fotógrafo de naturaleza es el vestuario, que debe ser discreto y de tonos apagados, sobre todo si vamos a intentar fotografiar fauna.

Sea cual sea la cámara elegida, lo importante es disfrutar

Por último, toda persona que quiera dedicarse a la fotografía de naturaleza debe poseer una cualidad que no se puede comprar en las tiendas especializadas, sino que debe adquirirla con el tiempo si no se tiene `de serie´: la paciencia. Fotografiar aves, insectos, anfibios, reptiles e incluso flores que no dejan de moverse con la brisa es, en muchas ocasiones, un ejercicio de autocontrol y lucha contra la desesperación, cosa que viene muy bien en estos tiempos. Recomendamos dejar el reloj en casa… Sea cual sea la cámara elegida, lo importante es disfrutar y seguro que el resultado de nuestros desvelos será el mejor, sin duda.

Deja un comentario